Moriré cuando no pueda escribir más, Camilleri

Andrea Camilleri
Andrea Camilleri (foto: ANSA)
11:27, 13 abrROMARedacción ANSA

(ANSA) - ROMA, 13 ABR - El escritor Andrea Camilleri, "padre" del comisario Montalbano, recibió el título de profesor emérito honoris causa otorgado por la Universidad de los Estudios de Roma Tor Vergata y afirmó que morirá "el mismo día en el que no pueda escribir más".
    Camilleri definió así, ante un aula magna con más de 200 nuevos doctores en investigación que lo aplaudían de pie, la pasión de su vida.
    "Memoria civil de al menos cuatro generaciones diferentes, desde la Segunda Guerra Mundial hasta hoy", se lee en las motivaciones del nombramiento.
    "La ceguera me impide una cantidad de cosas -explicó al subir al escenario, invitado por el rector Giuseppe Novelli-. La más grave indudablemente es no poder ver más la belleza femenina. La segunda, ciertamente, es no leer más a Dante. Para un escritor convertirse en ciego es como para un obrero perder sus brazos.
    Carlo Bo decía 'No sé si mi vida la viví o la leí'".
    "Yo la escribí. Pirandello, en cambio, sostenía que la vida la escribes o la vives. No estoy de acuerdo, se pueden hacer ambas cosas juntas". "La dificultad de la ceguera no me impidió continuar escribiendo, con algunos subterfugios y aprendiendo a dictar.
    Fue un gesto corajudo en edad avanzada, cuando se quiere en cambio abandonar todo. Yo quisiera dejar todo este coraje a ustedes, los jóvenes", agregó.
    Luego una tras otra, entre grandes aplausos y sonoras carcajadas, las preguntas de los nuevos doctores. "¿Los ancianos? En el pasado existían el respeto, la deferencia hacia una persona de edad avanzada -respondió Camilleri, que en septiembre cumplirá 92 años-. Pero yo personalmente no estaba tan seguro de que representaran la sabiduría y la riqueza del pasado".
    ¿El 'Risorgimento' y la Italia del norte y el sur? "Cuando era joven no existía atropello del norte hacia sur. El sur formaba parte del imperio fascista exactamente como la capital industrial, Milán. En Sicilia lo pasamos como perros durante el fascismo". Estudiando descubrió el fenómeno del bandidaje: "Surgió que las tres cuartas partes eran exsoldados borbónicos que no habían adherido al ejército italiano, aliándose con los campesinos en rebelión". Así -dijo Camilleri- "nacieron mis novelas históricas", con "la ambición de que en estas historias del siglo XIX se puedan leer historias de los tiempos de hoy, sobre todo en las relaciones con la política. La unidad de Italia era indispensable, querida por la historia y los italianos. Pero en los 50 años sucesivos se hizo de todo para partir Italia en dos. Y lo lograron".
    Luego se refirió a la enfermedad y el tiempo que transcurre.
    "No te acostumbras nunca a la oscuridad, pero te resignas.
    Cuando una persona nace tiene un boleto donde están escritas sus enfermedades, alegrías, desgracias, aventuras", afirmó. "Te pasa algo y te das cuenta de que estaba escrito en el boleto: siempre fue esa mi filosofía. Muchos de mis compañeros, en cambio, ante los primeros síntomas de la vejez se dejan caer.
    ¿No saben acaso que luego de la primavera viene el verano, luego el otoño y el invierno? ¿De qué se sorprenden?", se preguntó.
    "Siendo la escritura la razón de mi vida, yo moriré el mismo día en que se me vayan las ganas o no pueda hacerlo", agregó.
    Y finalmente, contó Camilleri algunos de los "truquitos" con los que hoy escribe.
    "Imagino un escenario donde yo muevo a los personajes. No es fácil -explicó-, hace falta paciencia, la mía y la de quien me ayuda. Es mi modo de sobrevivir. Y lo desafíos continúan.
    Como cuando antes de dormir busco reconstruir con la mente un cuadro que me ha gustado. No uno futurista, con ese tendría problemas. Pero con 'La flagelación' de Piero della Francesca me las puedo arreglar".
    (ANSA).
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA

archivado en