Encías enfermas, riesgo de todo el cuerpo

Bacterias peligrosas para la boca pero también para el corazón

Sala de dentista (archivo)
Sala de dentista (archivo) (foto: ANSA)
16:17, 18 marRIMINIRedacción ANSA

(ANSA) - RIMINI, 18 MAR - Una buena sonrisa resulta la mejor garantía de una buena salud, sobre todo con ausencia de placa bacteriana, uno de los riesgos más insidiosos para el estado general de las personas, pues con apenas seis dientes afectados por ella se multiplican las posibilidades de graves cuadros.
    Con apenas dicha cantidad de piezas dentales colonizadas por bacterias -puede haber más de mil millones de gérmenes por diente-, aumenta tres veces el riesgo de parodontitis y, con ello, de enfermedades ligadas a ella por doble filo como diabetes y patologías cardiovasculares.
    La alarma en Italia la encendió la Sociedad Italiana de Parodontología e Implantología (SidP) en ocasión del XVIII Congreso Internacional de Parodontología y Salud Oral, en Rimini, sobre el mar Adriático.
    "En el 100% de las placas calcificadas que pueden dar origen a infartos y ataques cardíacos se puede rastrear ADN de bacterias típicas de la placa dental y en el 40% de los casos se pueden encontrar los propios gérmenes", explicó Claudio Gatti, presidente de la SidP. "Quien sufre de parodontitis tiene un riesgo de infarto más alto que los pacientes con un elevado espesor de las paredes de las carótidas, y si se perdieron dientes a causa de parodontitis la probabilidad de desarrollar ateroesclerosis es elevadísima", advirtió Gatti. "En presencia de parodontitis, las bacterias de la cavidad oral a través de la circulación sanguínea pueden alcanzar numerosos órganos, desencadenando peligrosas reacciones inflamatorias localizadas, como infecciones pulmonares, endocarditis y abscesos, o bien generalizadas como las que favorecen la aparición de enfermedades cardiovasculares", prosiguió.
    Desafortunadamente, la periodontitis es una enfermedad insidiosa, que a menudo los pacientes no registran: siete de cada diez italianos no la nota, de acuerdo a una encuesta de la SidP, y cuatro de cada diez frente a dolor en las encías inflamadas, enrojecimiento o sangrado al cepillarse los dientes, no piden ayuda al dentista.
    Prueban, sin embargo, té con vitaminas, integradores, colutorios o dentifrícos para dientes sensibles, esperando que se les pase.
    De esta manera, en ocho de cada diez pacientes el disturbio tiende a agravarse. "Además de comprometerse en la prevención de los cuadros gingivales con una correcta higiene bucal, el abandono del cigarrillo y controles periódicos, es necesario que todos sepan que resulta necesario concurrir al dentista si sangran las encías", advirtió Gatti.
    "Pidiéndole al odontólogo un simple control sin tecnologías sofisticadas, se puede intervenir para diagnosticar y curar gingivitis y parodontitis lo antes posible, conjurando las posibles graves consecuencias para la salud general", concluyó el especialista. (ANSA).
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA

archivado en