Hermafrodita en Pompeya es falso

También es el más admirado y fotografiado de una exposición

Una muestra sobre Pompeya en Roma
Una muestra sobre Pompeya en Roma (foto: ANSA)
11:49, 21 dicPOMPEYARedacción ANSA

(ANSA) - POMPEYA, 21 DIC - La figura de un hermafrodita de mármol blanco, sin piernas ni cabeza, es el objeto más admirado de la exposición "El cuerpo del delito", inaugurada en el Antiquarium de las Ruinas de Pompeya, pero para asombro de todos resulta ser falsa.
    El espacio de exposición exhibe piezas de arte robadas y luego recuperadas. Entre las 170 elegidas, que incluyen vasos, ánforas, jarrones, cerámicas y estatuas antiguas, el Hermafrodita fue confeccionado en época contemporánea para engañar a los ingenuos compradores.
    Así lo afirmó la arqueóloga Luana Toniolo, que seleccionó el material para la muestra. La estatua representa a una mujer joven, con senos apenas insinuados y nalgas redondeadas, pero con un importante aparato genital masculino.
    Según Toniolo, que de paso rinde homenaje al arte de los falsificadores italianos, maestros indiscutidos e insuperables en este sector, la estatua fue hecha por un verdadero profesional que se equivocó solo en una cosa: el pelo del pubis es enrulado y no lacio como en el resto de los desnudos de la antigüedad. Como la vigilancia policial sobre los sitios donde podrían hallarse restos arqueológicos de una cierta importancia ha sido redoblada, los traficantes de obras de arte antiguas prefieren hoy en día no arriesgarse y encargan a expertos la creación de falsificaciones.
    Según estiman las autoridades, estas obras falsas ya se aproximan a los dos tercios de la suma total de objetos colocados en el mercado clandestino. Nada escapa a la labor de los falsificadores, desde grandes estatuas de mármol que nada tienen que envidiar a los originales del pasado, hasta simples exvotos de arcilla, pasando por estatuillas de bronce, imitadas hasta el infinito sobre modelos originales, monedas y cerámicas pintadas.
    Y así, con cada cargamento de piezas robadas, la policía italiana se enfrenta a un doble problema: dar con el origen geográfico de las piezas y al mismo tiempo cerciorarse de su autenticidad.
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA

archivado en