Primeras verduras cocidas tienen 10.000 años

Restos analizados fueron hallados en áreas inaccesibles de Libia

El campamento establecido en el área de las excavaciones en Libia
El campamento establecido en el área de las excavaciones en Libia (foto: Ansa)
10:48, 20 dicROMARedacción ANSA

(ANSA) - ROMA, 20 DIC - Las primeras verduras cocidas por el hombre tienen 10.000 años, y fueron preparadas como una polenta (una preparación a base de harina de maíz) para acompañar platos a base de carne o pescado.
    Lo descubrió un estudio coordinado por Savino di Lernia, de la Universidad La Sapienza de Roma. Publicada en la revista Nature Plants, la investigación analizó restos de cerámicas halladas en Libia, donde están presentes las más antiguas huellas de cocción de alimentos vegetales.
    La introducción de la cocción representa un paso fundamental en la civilización del hombre y hasta ahora se tenían escasísimos testimonios del uso de las primeras verduras cocidas.
    La prueba más antigua llega ahora de algunos fragmentos de recipientes hallados en el sudoeste de Libia. "No tenemos certeza de qué cocinaban en estos contenedores de cerámica -explicó Savino di Lernia a ANSA- pero muchos indicios llevan a pensar que no eran sopas o guisos, sino algo semejante a las polentas que se siguen cocinando en el norte de Africa y se usan para acompañar carne o pescado".
    "Los restos tienen más de 10.000 años y llegan -agregó el investigador- de excavaciones hechas en sitios muy antiguos, protegidos como patrimonio de la Humanidad, donde hace tiempo habíamos hallado también los más antiguos restos de elaboración de la leche".
    Los fragmentos de cerámica, descubiertos y analizados también gracias a la colaboración de Anna Maria Mercuri, de la Universidad de Modena y Reggio Emilia, y Silvia Bruni, de la Universidad de Milán, conservan aún pequeñísimas huellas de verduras cuya composición fue transformada por el proceso de cocción.
    Los análisis permitieron reconocer la especie de plantas y semillas que se cocinaban en estas "ollas" de cerámica, de unos 40 centímetros de ancho y decoradas, que se apoyaban en placas de piedra capaces de mediar el calor del fuego ubicado debajo.
    En esa época, la región de Libia donde fueron halladas las cerámicas, ahora ocupada por el desierto, era rica en verde y cursos de agua, poblada por cazadores-recolectores que habían desarrollado importantes innovaciones tecnológicas y sociales.
    Los alimentos hallados dan un nuevo testimonio: "Se trataba principalmente -agregó Di Lernia- de una mezcla de hojas y semillas, por ejemplo de sorgo selvático, triturados para formar una harina rústica que se cocinaba".
    Los estudios se hicieron en laboratorio, sobre restos tomados hace años de los sitios de Takarkori y Uan Afuda, territorios en este momento imposibles de visitar de parte de los investigadores debido a las difíciles condiciones que causan las guerras en la región.
    (ANSA).
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA

archivado en