EEUU restablece aranceles acero Brasil-Argentina

Presidente estadounidense, Donald Trump (foto: EPA)
23:08, 02 dicNUEVA YORKRedacción ANSA

   (ANSA) - WASHINGTON, 2 DIC - El presidente estadounidense, Donald Trump, anunció hoy que restablecerá los aranceles sobre la importación de acero y aluminio de Brasil y Argentina, ya
que, sostuvo, la devaluación en ambos países sudamericanos afecta a la economía estadounidense.
   Como es habitual, el magnate hizo el anuncio a través de Twitter, noticia que fue recibida con sorpresa en Brasil y Argentina.
   Al presidente brasileño, Jair Bolsonaro, al parecer no le bastó la fama de "Trump de los Trópicos" y el hecho de haber establecido desde el inicio de su gestión vínculos más que estrechos con su par estadounidense.  En Buenos Aires, el estupor dominaba al ministro de Producción y Trabajo, Dante Sica, quien anticipó hoy a medios de prensa que intentará comunicarse con Washington. 
   Según Sica, Argentina acumula exportación en acero y aluminio a Estados Unidos por casi 700 millones de dólares en lo que va del año.
   Trump motivó su decisión en la devaluación de las monedas de Brasil y Argentina que daña a los productos estadounidenses.
   Según se supo, la gota que rebalsó el vaso fue justamente la tendencia del real brasileño, que la semana pasada registró un mínimo histórico del dólar, perdiendo en noviembre alrededor del
5,53% y desde inicios de 2019 el 9,43%.
   No muy diferente fue la tendencia del peso argentino. Datos que reflejan la crisis en curso en ambos países sudamericanos y que ahora los impuestos del gobierno estadounidenses amenazan
con empeorar.
   "No creo que lo del presidente estadounidense sea una represalia, hablaré con el ministro de Economía, Paulo Guedes, y si es necesario llamaré por teléfono a Trump", afirmó Bolsonaro, casi incrédulo de este duro golpe asestado por el magnate.
   Y si Wall Street reaccionó hoy con una jornada de fuertes pérdidas, en Brasilia y en Buenos Aires existe gran preocupación.
   Los impuestos sobre el acero y el aluminio, motivados por razones de seguridad nacional, podrían tener consecuencias graves sobre una de las industrias más vitales de la economía brasileña, que ya enfrenta una tasa de desempleo superior al 10% y un estancamiento que está poniendo de rodillas a la mayor parte del país.
   Cada año, Brasil exporta acero y aluminio a Estados Unidos por más de 2.500 millones de dólares y hasta ahora había sido eximido de las sanciones impuestas por Trump en 2018, si bien se
vio obligado junto a Argentina a someterse a un sistema de cuotas.
   Pero, al parecer, esto no bastó para evitar lo peor, incluso si, según las palabras de Trump, no se emitió ninguna disposición.
   La sensación en Washington es que el mandatario estadounidense, en campaña electoral, quiera seguir utilizando los impuestos con fines políticos para alimentar sus posibilidades de reelección.
   Por una parte, cerrando el difícil acuerdo con China y venciendo la pulseada con el Congreso sobre el UMSCA, el acuerdo con Canadá y México que sustituyó al NAFTA. Por otra, Trump parece querer mantener alta la tensión con Europa y ahora con las más grandes economías latinoamericanas.
   Quienes paguen el precio, por lo tanto, podrían ser incluso su amigo Bolsonaro y el presidente electo argentino, Alberto Fernández, en la primera prueba diplomática de su
presidencia.(ANSA).

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA

archivado en