China ve "positivas" las negociaciones

Viceministro Wang, trabajo "día y noche", a "mitad de camino"

15:53, 09 marPEKINRedacción ANSA

(ANSA) - PEKIN, 9 MAR - China y Estados Unidos siguen trabajando "día y noche" para encontrar un acuerdo comercial que tenga en cuenta "los intereses de ambas partes y las esperanzas del mundo", afirmó hoy un funcionario del gobierno de Pekín.
    Esas arduas negociaciones incluyen poner fin a las tarifas transfronterizas que pesan sobre los trabajadores, productores y exportadores, dijo el viceministro de Comercio chino, Wang Shouwen.
    "Afecta a la confianza de los inversores y retrasa las decisiones de inversión corporativa", dijo Wang, quien ha estado profundamente involucrado en las negociaciones comerciales con Estados Unidos.
    "Ahora, los equipos económicos y comerciales de las dos partes están haciendo todos los esfuerzos para comunicarse y negociar para alcanzar un acuerdo en línea con los principios y direcciones decididos por los dos jefes de estado", agregó.
    "Eso es eliminar todos los aranceles impuestos entre sí, para que las relaciones comerciales bilaterales entre China y Estados Unidos puedan volver a la normalidad", indicó el negociador chino.
    Añadió que los equipos de trabajo de los dos países se están comunicando "día y noche". Todavía es incierto cuándo o dónde se reunirán los negociadores de alto nivel de los dos países.
    Ahora, agregó Wang, los equipos de economía y comercio están comprometidos en un esfuerzo total para comunicarse y negociar para alcanzar un acuerdo en en línea con los principios y direcciones decididos por los dos Jefes de Estado "el 1 de diciembre en la cumbre de Argentina", al margen del G20.
    Sobre la mesa, emerge la eliminación de los aranceles impuestos entre sí, de modo que "las relaciones comerciales bilaterales entre China y los Estados Unidos puedan volver a la normalidad". Wang dio detalles parciales sobre las reuniones utilizando algunas como metáforas para la solución. En ese sentido dijo que se está "a mitad de camino". En medio de la pulseada de la negociación, el viceprimer ministro Liu He y el representante comercial de Estados Unidos, Robert Lighthizer, decidieron comprar comida para llevar y seguir conversando.
    El primero eligió una hamburguesa, el segundo berenjena y pollo. De ese modo, optaron por hincarle el diente a platos populares de los respectivos países. "Durante las negociaciones, hubo café y té, pero nadie se aferró al café o al té, ambos son solo agua hervida, esto es encontrar un terreno común", dijo una fuente diplomática.
    Los gobiernos de las dos economías más grandes del mundo han estado atrapados en una batalla arancelaria durante meses, mientras Washington presiona a Pekín para que modifique sus políticas sobre subsidios industriales, transferencias de tecnología, acceso a mercados y derechos de propiedad intelectual.
    Los avances en las conversaciones llevaron a la Casa Blanca a retrasar indefinidamente el aumento de los tarifas en las importaciones chinas por un valor de 200.000 millones de dólares previstos para el 2 de marzo.
    En una conferencia de prensa coincidiendo con la actual reunión anual del parlamento de China, Wang dijo que la imposición de aranceles entre ambos países era mala para los trabajadores, los agricultores, los exportadores y los fabricantes.
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA

archivado en