Impuestos reducen superávit de China con EEUU

Brusco freno en febrero, caen Bolsas del gigante asiático

Encuentro de negociadores chinos con estadounidenses en Pekín.
Encuentro de negociadores chinos con estadounidenses en Pekín. (foto: Ansa)
18:16, 08 marPEKINPor Antonio Fatiguso

   (ANSA) - PEKIN, 8 MAR - Las exportaciones de China cayeron en febrero al 20,7%, mientras realiza esfuerzos para estabilizar la economía y en su intercambio con Estados Unidos el superávit comercial se redujo casi a la mitad, en base mensual. La situación de China es complicada. En febrero el superávit comercial con Washington fue de 14.720 millones de dólares contra los 27.300 millones de dólares de enero. La inesperada caída de las exportaciones se produce tras el aumento del 9,1% de enero, en base a los datos de la Administración de Aduanas.
   Paga así el debilitamiento de la demanda global, el efecto anómalo de la larga festividad del Fin de Año lunar y los impuestos de Donald Trump sobre las importaciones chinas, no llevados al 25% sobre activos por 200 mil millones de dólares, por la tregua firmada en diciembre pasado en Buenos Aires, en ocasión de la cumbre del G20, por el magnate y presidente Xi Jinping.
   El superávit comercial total de febrero cayó a 4.120 millones de dólares frente a los 39.160 millones de enero y los 26.380 millones esperados por los mercados: el saldo, el más bajo desde marzo de 2018, además del golpe de las exportaciones (-20.7% a 135.240 millones) y la desaceleración de las importaciones (-5,2% a 131.120 millones). En el período enero-febrero, el saldo permanece positivo, a 43.700 millones (-13,6% anual), con exportaciones a -4,6% e importaciones a 3,1%.
   El brusco giro del intercambio hundió las Bolsas de Valores chinas (Shangai cerró a -4,40%; Shenzhen a -3,79%), llevando alta tensión a los mercados, ya nerviosos por el acuerdo comercial entre Washington y Pekín no tan cercano como se consideraba, por ejemplo, por el optimismo manifestado por Trump.
   Estados Unidos y China, de hecho, deben todavía definir una fecha para el encuentro de pacificación entre ambos líderes, explicó hoy el embajador estadounidense en Pekín, Terry Branstad. En una entrevista con el Wall Street Journal, el exgobernador de Iowa precisó incluso que ninguna de las partes tiene apuro por cerrar un acuerdo, teniendo en cuenta que los preparativos para el mismo aún no comenzaron. A pesar de todo, si bien en los primeros meses de 2019, el excedente de China hacia Estados Unidos aumentó en 3,9%, a 42.100 millones de dólares, la tendencia de los próximos meses debería ser más difícil tanto con Washington como a nivel global. La desaceleración de la economía se da a escala mundial, mientras la demanda interna intenta despegar. Incluso la resolución del conflicto con Estados Unidos podría dar un impulso a la exportación, pero no lo suficiente como para aplacar las turbulencias externas. Además, las medidas anunciadas el martes por el premier chino Li Kegiang para apoyar la economía comenzarían a desplegar sus efectos en la segunda mitad de este año. El gobierno chino está comprometido en las labores de las "dos sesiones", la plenaria anual del Parlamento que cerrará el 15 de marzo próximo. En la apertura del Congreso Nacional del Pueblo, el 5 de marzo, Li admitió las dificultades en el horizonte y anunció medidas extraordinarias, como un recorte en los impuestos de casi 300.000 millones de dólares.
   El objetivo, además, se presentó por primera vez en un amplio rango (6-6,5%), en comparación con el 6,6% de 2018, que fue el paso más lento en crecimiento desde 1990.(ANSA).
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA

archivado en