Signos de paz entre EEUU y China por aranceles

Reabren diálogo en Pekín. Ross, posibilidad de acuerdo muy buena

19:25, 07 enePEKINRedacción ANSA
(ANSA) - PEKIN, 7 ENE - China y Estados Unidos retomaron el diálogo sobre el voluminoso dossier comercial entre ambas potencias con la primera ronda de encuentros operativos en Pekín, luego de la tregua de 90 días, pactada a inicios de diciembre pasado.
    Los presidentes Donald Trump y Xi Jinping acordaron entonces este período de revisión y conversaciones, durante la cumbre del G20 llevada a cabo en Buenos Aires.
    Ahora en la capital china la delegación estadounidense, conducida por el subsecretario de Comercio, Jeffrey Gerrish, junto a funcionarios de los ministerios de Agricultura, Energía y del Tesoro, se reunió con sus pares chinos en el ministerio de Comercio con agenda sobre varios temas pedidos por Washington.
    Entre otros asuntos se negocia sobre la vuelta al equilibrio en el intercambio comercial, la transferencia forzada de tecnologías, la violación sistemática de la propiedad intelectual, los ciberataques y el acceso a los mercados para empresas estadounidenses. La nota sorpresiva la brindó la llegada al ministerio del vicepremier Liu He, plenipotenciario del presidente chino, Xi Jinping, en cuestiones económicas estratégicas. En la víspera de las conversaciones, que se cerrarán mañana, tanto Trump como Xi dieron señales positivas apreciadas por los mercados de acciones, hoy más cautos en esperas de los resultados: Shangai cerró con +0,72%, Tokio con +2,44%, Milán con +0,65% y Wall Street con ganancias cercanas al 1%.
    El mandatario estadounidense citó los "grandes progresos" hechos hasta ahora y la voluntad de Pekín para un acuerdo "razonable" con una economía más en riesgo de un brusco freno, mientras que su par chino mencionó la "colaboración" como única opción posible.
    "Existe la muy buena posibilidad de que se pueda alcanzar un razonable acuerdo con el cual China pueda vivir, con el que todos nosotros podamos vivir, y que resuelva todas las cuestiones claves", dijo el Secretario de Comercio estadounidense, Wilbur Ross, a la cadena CnBc. Un acuerdo que podría contener la compra por parte de China de más soja estadounidense -los agricultores son una rica fuente de votos para Trump-, y de gas licuado, y luego acordar la necesidad de "reformas estructurales" más radicales del modelo económico impulsado y la tracción estatal, señaló Ross ante los micrófonos.
    El Secretario de Comercio estadounidense propició también lanzar protecciones reales sobre los derechos de propiedad intelectual y el acceso a los mercados.
    En caso de que el marco preliminar prospere, las definiciones relativas y la implementación tendrían por delante un camino difícil, admitió Ross, teniendo en cuenta las promesas hechas por Pekín en 2001 cuando se unió a la Organización Mundial de Comercio, que luego no fueron respetadas, incluidas las de mayores importaciones e inversiones extranjeras. "Un acuerdo está bien, pero la historia aquí no ha sido tan buena respecto del cumplimiento. El problema real es: cuáles serán los mecanismos de implementación y cuáles los castigos si las personas no respetan lo que tienen que hacer?", reflexionó Ross.
    Luego de la ronda de negociaciones de Pekín se espera un encuentro hacia fines de enero entre el Representante de Comercio de Estados Unidos, Robert Lighthizer, y el vicepremier Liu.
    Mientras que el diario South China Morning Post escribió hoy que en Davos, en el Foro Mundial Económico, Trump y el vicepresidente chino, Wang Qishan, deberían mantener un encuentro cara a cara.
    Todos esfuerzos para conjurar la amenaza de los aranceles pendientes por parte de Estados Unidos sobre 360 mil millones de dólares de importaciones de bienes "Made in China". (ANSA).
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA

archivado en