China relativiza intento de boicot de EEUU

China rechaza intento de boicot estadounidense a Pekín 2022 (foto: ANSA)
15:10, 07 abrPEKINRedacción ANSA

    (ANSA) - PEKIN, 7 ABR - "La comunidad internacional no lo aceptará", afirmó hoy el Ministerio de Relaciones Exteriores de China en relación con el boicot que impulsa Estados Unidos contra lo Juegos Olímpicos de Invierno de Pekín 2022.
    "Confiamos en el trabajo conjunto que estamos realizando para que los Juegos sean un evento extraordinario y excepcional", dijo Zhao Lijian, vocero de esa cartera en respuesta a comentarios expresados por su par del Departamento de Estado norteamericano, Edward "Ned" Price.
    Price confirmó en la víspera que su país impulsa un boicot a los Juegos de Invierno de Pekín 2022 y agregó que "un enfoque coordinado no sólo sería de nuestro interés, sino también de nuestros aliados y socios".
    "Politizar el deporte atenta contra el espíritu olímpico y provoca un daño a los intereses de los atletas de todos los países y a la causa olímpica internacional, incluido el Comité Olímpico estadounidense", le respondió hoy el funcionario chino.
    El intento de boicot que impulsa Estados Unidos en el marco de la disputa comercial que sostiene con China por la supremacía global comenzó a tomar forma hace unos meses y ya era anticipado en marzo por Mike Pompeo.
    En una especie de nueva versión de la "Guerra Fría", el ex secretario de Estado durante el gobierno de Donald Trump advertía que la idea estaba en línea con un reclamo similar efectuado por funcionarios de otros gobiernos.
    "No podemos permitir que los atletas estadounidenses viajen a Pekín y recompensar al Partido Comunista Chino mientras realiza estas actividades odiosas", decía Pompeo, crítico con la política exterior del gobierno que hoy preside Joe Biden.
    El ex secretario de Estado reveló también que durante la administración Trump, el gobierno estadounidense intentó convencer al Comité Olímpico Internacional (COI) para que le retirase la organización de los Juegos de Invierno 2022 a Pekín.
    El argumento estadounidense apunta a la cuestión de los derechos humanos en Xinjiang, Tibet y Hong Kong.
    "Hoy pienso lo mismo que pensaba ayer: Boicotear los Juegos Olímpicos es una hipocresía", terció Franco Carraro, que era presidente del Comité Olímpico Italiano (CONI) cuando Estados Unidos presionaba a los países de la OTAN para que sus atletas no participasen de los Juegos de Moscú en 1980.
    Por aquellos años, Carraro mantenía una estrecha y óptima relación con el líder de Partido Socialista Italiano Bettino Craxi (que gobernó entre 1983 y 1987) y los atletas "azzurros" finalmente concurrieron a la cita olímpica desoyendo el llamado estadounidense.
    "Estados Unidos y el gobierno de Biden siguen haciendo negocios con Pekín mientras impulsan sanciones contra China a través del deporte", destacó Carraro, según el cual intentar boicotear los próximos Juegos de Invierno representa "un salto al pasado".
    En diálogo con ANSA, el hoy miembro honorario del COI destacó que tal como sucede hoy con Biden, "en los '80 Estados Unidos era gobernado por el también demócrata Jimmy Carter, aunque por aquellos tiempos ese país se encontraba en un año electoral".
    "El presidente estadounidense había tenido problemas con Irán y apostaba a recuperar terreno en otro frente, aunque no lo logró", destacó Carraro, según el cual la administración Biden intenta capitalizar "la resonancia del deporte, aunque luego el precio lo terminen pagando los atletas que se prepararon para competir".
    "Biden no le dice a sus empresas que no hagan negocios con Pekín, ni le impone a Apple dejar de impulsar el tema del IPhone con China ¿Cuántos negocios mantiene Estados Unidos con ese país?", se preguntó el dirigente italiano.
    En relación con el boicot a los Juegos de Moscú 1980, Carraro recordó que Italia preveía plegarse, "pero todo cambió con una visita de Helmut Schmidt, primer ministro socialista alemán, a Italia".
    "Por entonces Alemania estaba dividida y no tenía la misma autonomía que teníamos nosotros de Estados Unidos, razón por la cual decidió no concurrir", explicó.
    "Fue ahí cuando Craxi cambió de opinión (apoyando el boicot).
    Las malas lenguas apuntaban al financiamiento de los socialistas alemanes a los italianos y (Giovanni) Spadolini, que era pro-estadounidense (y luego fue jefe de Estado), no quiso ser menos que Craxi...", destacó.
    "Por eso, el gobierno italiano decidió que fuese el deporte el que decidiera en forma autónoma si concurriría o no a los Juegos", recordó Carraro.
    El por entonces presidente Francesco "Cossiga me llamó durante un Consejo del CONI y me dijo que si el gobierno dejaba la decisión en nuestras manos no tendría más opciones que permitir que Italia concurriera. Y así fue", completó.
    "Cuando se confirmó que así sería, mi relación con Craxi se tensó. Me llamó por teléfono y me trató mal. Yo le dije: Bettino, si tu quieres, has que me retiren el pasaporte, pero él no tuvo el coraje de hacerlo", destacó Carraro.
    "Había una gran división en el país y en el Parlamento, gran parte de la Democracia Cristiana y todo el Partido Comunista Italiano estaban en contra de retirarnos el pasaporte. Sólo a los atletas militares se les impidió viajar", completó Cuatro años antes, el deporte italiano también soportó presiones para boicotear la final de la Copa Davis que se disputó en Santiago de Chile, donde un sangriento golpe militar había derrocado al gobierno socialista que presidía Salvador Allende tres años antes.
    Enrico "Berlinguer (líder del Partido Comunista Italiano) decía que Italia no debía viajar, pero (Giulio) Onesti, que por entonces presidía el CONI, rechazó la idea afirmando que las reglas internacionales debían ser respetadas", recordó Carraro.
    Italia finalmente viajó a Santiago de Chile y conquistó la Copa Davis, destacó al asegurar que sobre el frustrado boicot de Italia a los Juegos Olímpicos de Moscú "ningún atleta debió agradecerme nunca por esa decisión".
    "Si lo hizo fue ganando medallas. Yo sólo hice lo que tenía que hacer porque haber hecho lo contrario me hubiese avergonzado", completó. (ANSA).
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA

archivado en