Sinner-Hurkacz, final entre amigos

Sinner y Hurkacz, final entre amigos
Sinner y Hurkacz, final entre amigos (foto: Ansa)
14:11, 03 abrMIAMIRedacción ANSA

    (ANSA) - MIAMI, 3 ABR - "Es mi mejor amigo en el circuito", reconoce el italiano Jannik Sinner al referirse al polaco Hubert Hurkacz, su habitual pareja de dobles y a quien enfrentará por el título del Masters 1000 de Miami este domingo.
    A los 19 años, Sinner jugará su primera final de un Masters 1000 ante un rival al que conoce a fondo aunque lo enfrentará por primera vez y con el que por un momento la amistad deberá quedar de lado, según afirma.
    El italiano avanzó a la definición superando por 5-7, 6-4 y 6-4 al español Roberto Bautista Agut, séptimo preclasificado y vencedor del favorito ruso Daniil Medvedev, en tanto que Hurkacz dio cuenta del ruso Andrey Rublev, cuarto preclasificado, por 6-4 y 6-3.
    "Creo que estoy pasando por mi mejor momento", confesó el polaco, que en cuartos había eliminado al griego Stefanos Tsitsipas, segunda cabeza de serie, y se dijo "obviamente muy feliz de haber logrado el pasaje a la final".
    "Intentaré prepararme del mejor modo para el domingo", prometió Hurkacz, que también jugará su primera final de un Masters 1000 y anticipa "un gran partido" con su amigo Sinner, "una gran persona", según afirma.
    "Será divertido e increíble. Pensar que la semana pasada jugamos juntos el dobles en Dubai", recordó al desearle "lo mejor" para el domingo aún cuando será él a quien deberá enfrentar en la disputa por la corona.
    Similar opinión del polaco, de 24 años, tiene Sinner, cuatro años más joven, con quien suele entrenarse y también compartir buenos momentos fuera del circuito.
    La irrupción del italiano en escena resulta meteórica después del brillante comienzo que tuvo también en la pasada temporada pues se instaló en la final jugando como si fuese un veterano.
    "No eres humano", le dijo entre risas el kazajo Alexander Bublik, su vencido en cuartos de final que no lo conoce tan a fondo como el próximo en el Hard Rock Stadium.
    "Los dos queremos ganar y por eso la amistad quedará de lado en este partido. El tenis sólo tiene lugar para uno ganador", destaca Sinner, quien no quiso pronosticar quién de los dos será el vencedor este domingo.
    "Veremos qué sucede", se limitó a decir al afirmar que luego comenzará a entrenarse para la temporada en polvo de ladrillo tras volver a encontrarse con su novia, que llegará procedente de Mónaco, y con sus padres.
    "Mis padres, que trabajan todos los días, son mi fuerza. Papá es cocinero y mamá camarera y ambos me transmitieron el afecto por el trabajo y me enseñaron a dar siempre lo mejor de mí", confiesa el italiano.
    "Mi vida cambió cuando conoció a Riccardo Piatti a los 14 años y mi carrera también porque antes jugaba al tenis dos veces por semana y a partir de entonces comencé a entrenarme por la mañana y por la tarde", recuerda.
    Pase lo que pase el domingo, Sinner tendrá la satisfacción de ser el primer italiano finalista en Miami a la misma edad que lo lograron dos "monstruos sagrados" de este deporte como el suizo Roger Federer y el español Rafael Nadal.
    Dos referentes a los que aspira emular el joven tenista que trepará diez posiciones en el ranking ATP para alcanzar el vigésimo primera escalón a partir del lunes. (ANSA).
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA

archivado en