"Iron Mike" vuelve en serio

Mike Tyson vuelve a boxear a los 54 años
Mike Tyson vuelve a boxear a los 54 años (foto: ANSA)
15:21, 24 novROMARedacción ANSA

    (ANSA) - ROMA, 24 NOV - Mike Tyson, uno de los mejores campeones mundiales de los pesos completos de la historia, palpita su regreso a los cuadriláteros a los 54 años de edad, pero con un estado físico y un hambre de gloria que remontan a sus épocas doradas.
    "Iron Mike" se toma muy en serio este retorno al boxeo frente a un rival tres años más joven que también supo brillar en sus tiempos: Roy Jones Jr, al que enfrentará en el Staples Center, la "casa" de Los Angeles Lakers, flamantes campeones de la NBA.
    Tyson se tomó muy en serio este regreso y se entrenó a fondo y a conciencia, al punto que volvió a ingerir carne vacuna para sumar proteínas dejando de lado la dieta vegetariana que abrazó hace algunos años.
    "En este momento necesito comer carne, preferentemente de bisonte. Me volví vegetariano hace algunos años, pero esta vez haré una excepción porque para poder boxear se necesitan proteínas animales con un alto valor nutricional", explica.
    No se trata apenas de una pelea de exhibición para el hombre que reinó en los pesos completos y metía miedo a sus rivales con la potencia demoledora de sus puños, los mismos que le permitieron sustentar una carrera profesional envidiable.
    También le permitieron amasar una fortuna que, según él mismo confesó, dilapidó con una vida alocada y la ayuda de algunos promotores de escasos escrúpulos que lo llevaron del Olimpo a la ruina financiera en su momento.
    Casi una redención, podría decirse, es lo que persigue Tyson con este regreso en el que promete dar "una lucha sin cuartel en la que dejaré que mis puños hablen por mí" . Las imágenes de sus entrenamientos permiten entender que habla en serio.
    "Todos saben que Mike Tyson es prácticamente bipolar y por eso los reflectores siempre estaban apuntando sobre él. La gente esperaba ansiosa por ver sus peleas porque nunca se sabía lo que podía pasar", advierte por su parte Jones.
    "Esta vez, ni siquiera yo se qué cosa hará, pero debo estar preparado para lo que se le ocurra hacer. Quisiera poder usar un protector de orejas", agrega con sarcasmo el rival de Tyson rememorando aquella mordida que le cercenó parte de una oreja a Evander Holyfield.
    También el ex campeón mundial en cuatro categorías se entrenó a conciencia para el desafío, como reflejan las imágenes de sus entrenamientos que lo muestran, al igual que a Tyson, en un gran estado físico para el combate.
    Tal vez por eso el Consejo Mundial de Boxeo (CMB) puso en juego el cinturón "Frontline Battle" en una pelea que se venderá con el sistema "pague por ver" a 50 dólares, cifra relativamente alta para una en la que el nocaut no estará permitido.
    "Si esto se convierte en un combate de boxeo real, intervendré para interrumpir las acciones", advierte el árbitro Ray Corona, en diálogo con Fox Sports.
    Como sea, es enorme la curiosidad que genera la vuelta a los cuadriláteros de el alguna vez bautizado como "el hombre más malo del planeta", que perdió cerca de 20 kilos para poder dar la talla y se pregunta a sí mismo: "Vean este físico ¿Parece el de un anciano que no pelea desde hace 15 años?".
    "No estoy preocupado aunque él es más grande que yo, porque también está más oxidado", responde Jones, hoy "rapero" y amigo personal del presidente ruso, Vladimir Putin, quien le concedió la ciudadanía, situación que lo ubicó en la "lista negra" del gobierno ucraniano.
    "Ocho asaltos de dos minutos son bastante y hay que ver si logra atraparme", advierte Jones palpitando un evento para no perderse porque como dice George Foreman, un campeón que peleó hasta los 50 años, "esto no será apenas una exhibición".
    "Será una pelea real y peligrosa para ambos", advierte el rival derrotado en el denominado "Combate del siglo" celebrado en 1974 en Kinsasha, Zaire, por el legendario y recordado Muhammad Alí, ídolo al que siempre intentó emular Tyson, que hoy está de regreso. (ANSA).
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA

archivado en