"No voy a parar", Hamilton

El campeón mundial pidió justicia por Breonna Taylor en Toscana
El campeón mundial pidió justicia por Breonna Taylor en Toscana (foto: ANSA)
16:53, 15 sepLONDRESRedacción ANSA

    (ANSA) - LONDRES, 15 SEP - "No voy a parar", afirmó hoy el británico Lewis Hamilton al referirse no a una nueva victoria que lo acerca al record de Michael Schumacher en la Fórmula 1, sino al modo que eligió para celebrarla.
    El séxtuple campeón mundial no será sancionado finalmente por la FIA tras haber exhibido en lo más alto del podio una casaca que exigía el arresto de los policías que asesinaron a Breonna Taylor.
    Taylor tenía 27 años, era afroestadonidense, técnica en emergencias sanitarias y fue asesinada el 13 de marzo en su casa de Louisville, Kentucky, durante un tiroteo en el que quedaron implicados tres policías.
    Dos de ellos, sin embargo, continúan trabajando, mientras que el tercero apeló tras ser despedido, situación que incrementó la ola de indignación que provocó el crímen que impulsó el resurgimiento del movimiento "Black Lives Matter".
    Dos meses después del hecho, la policía de Minneapolis asesinó por asfixia a George Floyd, otro afroamericano cuyo suplicio fue registrado por las cámaras de teléfonos celulares de testigos que luego lo viralizaron.
    El asesinato de Floyd, que sensibilizó a Hamilton y a muchos deportistas de distintas disciplinas, no sería sin embargo el último episodio de violencia racial de la policía, como sí puede dar testimono Jacob Blake.
    La única diferencia entre ambos es que Blake puede contarla tras ser literalmente fusilado de siete disparos a la vista de sus hijos por parte de la policía de Wisconsin, aunque difícilmente supere las secuelas físicas y psíquicas del ataque.
    Hamilton, al igual que LeBron James, figura de Los Angeles Lakers y de la NBA, fue uno de los primeros en alzar la voz en nombre de aquellos que no tienen voz y de las víctimas de la violencia racial policial, y uno de los últimos también.
    Esta vez, lo hizo en nombre de Breonna Taylor sin importarle las consecuencias que ello podría traerle aparejado como se especulaba cuando se habló de una investigación que la FIFA finalmente no llevará adelante, informó la BBC.
    Así "festejó" su nonagésima victoria en la máxima categoría tras adjudicarse el Gran Premio de Toscana, novena competencia de la temporada en la que el piloto de Mercedes estiró su ventaja en la cima del campeonato.
    Hoy, Hamilton agradeció a "todos aquellos que me acompañan y sostienen en esta lucha demostrándome su amor" y reiteró que "en este camino debemos estar unidos para desafiar cualquier tipo de injusticia, no sólo racial".
    El último gesto de británico, que en más de una ocasión posó para los fotógrafos con la casaca de "Black Lives Matter", tomó por sorpresa a la FIA, que optó por una decisión "políticamente correcta" de cara a la opinión pública.
    Fue tras evaluar si Hamilton había violado un artículo del estatuto que refiere a manifestaciones discriminatorias en virtud de raza, color de piel, género, orientación sexual, origen étnico o social, lengua, religión o inclinación política.
    La FIA es signataria de la Carta Olímpica, que prohibe cualquier tipo de manifestación o propaganda política, religiosa o racial, pero esta vez decidió hacer la vista gorda tratándose de quien se trata.
    Lejos de amilanarse frente a la posibilidad de una sanción, Hamilton redobló la apuesta y se dijo dispuesto a seguir adelante con lo que considera justo en su campaña contra al racismo y la discriminación.
    Su popularidad lo ubica en un lugar de privilegio para denunciar hechos de ese tipo y ayudar a la formación de conciencia que no pretende desaprovechar, como lo hace cada vez que tiene la oportunidad.
    Al comenzar la temporada en Austria, el británico se puso a la cabeza de esa lucha y varios de sus colegas lo imitaron.
    Meses después, nada parece poder detenerlo en la búsqueda de un nuevo título, pero sobre todo de más igualdad y justicia.
    (ANSA).
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA

archivado en