En memoria de Bianchi

Bianchi, última víctima fatal de la Fórmula 1 hace cinco años (foto: ANSA)
19:51, 08 octSUZUKARedacción ANSA

    SUZUKA, 8 OCT - El recuerdo de Jules Bianchi, el piloto francés fallecido nueve meses después de sufrir un accidente en el GP de Japón, sobrevuela Suzuka, donde la Fórmula 1 se apresta para disputar una de las últimas competencias del año.
"Japón es un lugar especial para todos los pilotos, pero para mí fue muy difícil disputar mi primer Gran Premio de Fórmula 1 aquí hace un año porque tenía en mente el accidente fatal de Jules", recordó hoy el monegasco Charles Leclerc.
El piloto que le regaló a Ferrari los primeros dos triunfos en esta temporada, en Bélgica y en Monza, corría por entonces con Sauber su primer GP nipón, escenario de la última tragedia en la máxima categoría.
Cinco años pasaron desde que Bianchi protagonizó aquel tremendo accidente en la vuelta 43 al mando de un bólido del equipo Marussia que se estrelló contra una grúa que retiraba de la pista el Sauber del alemán Adrian Sutil.
Las pésimas condiciones climáticas producto de las lluvias jugaron un papel preponderante esa tarde en Suzuka y condenaron a Bianchi, que falleció nueve meses después de una larga agonía en un hospital de Niza a días de cumplir 26 años.
Fue la última muerte que lamentó la Fórmula 1 y la primera desde que el tricampeón mundial brasileño Ayrton Senna falleció en pista durante el Gran Premio de San Marino disputado en Imola el 1 de mayo de 1994.
Aquel día en Suzuka, la carrera se suspendió dos vueltas después del trágico accidente y el ganador fue el británico Lewis Hamilton, que había partido segundo detrás de su compañero alemán en Mercedes, Nico Rosberg.
No hubo festejo en el podio para Hamilton, que ya había ganado con McLaren-Mercedes en 2007, pero en Fuji, y repetiría en Suzuka en 2015, 2017 y 2018. Sólo el alemán Michael Schumacher, con cinco triunfos, lo supera.
Schumacher fue el último piloto de Ferrari en conquistar el GP nipón (en 2004), donde también cantó victoria en cuatro ocasiones su compatriota Sebastian Vettel, aunque todas ellas fueron como piloto de Red Bull (la última en 2013).
"Suzuka es sin dudas uno de los circuitos que más me gusta de todo el calendario. Es el único con forma de ocho y me recuerda a esas pistas en las que jugaba cuando era niño", afirma el cuádruple campeón mundial.
Vettel destacó también lo imprevisible de las condiciones climáticas, que suelen ser variables y que para este fin de semana anticipan la posibilidad de tifones capaces de azotar la pista con ráfagas de viento de hasta 150 kilómetros por hora.
El alemán, que tras cortar en Singapur una racha de 22 carreras sin halagos no pudo repetir en Rusia, espera volver al triunfo para tratar de impedir una nueva consagración de Hamilton, que se reencontró con el triunfo en Sochi.
Nueve festejó el británico a lo largo del año, aunque la última había sido en Hungría tras lo cual llegaron el receso y las tres victorias en fila de Ferrari que se ilusiona con volver a lo más alto del podio en Japón.
Leclerc terminó tercero en Rusia habiendo partido en punta por cuarta ocasión consecutiva aunque según Mattia Binotto, jefe del equipo italiano, "para pelear adelante en Suzuka debemos ser perfectos en todos los aspectos".
"Con esa mentalidad debemos salir a pista para sacarle el mayor provecho posible al paquete. Si lo logramos, podemos mantener los niveles de competitividad logrados en las últimas carreras", advierte Binotto.
"Tanto Sebastian, como Charles aman este circuito, que tiene una secuencia de curvas únicas en el primer sector. Además, los aficionados japoneses siempre nos demostraron su afecto y ojalá podamos retribuírselo con una victoria", se ilusiona.
(ANSA).
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA

archivado en