Armstrong sin remordimientos

El estadounidense fue despojado de sus siete títulos en el Tour
El estadounidense fue despojado de sus siete títulos en el Tour (foto: ANSA)
15:56, 10 julNUEVA YORKRedacción ANSA

    (ANSA) - NUEVA YORK, 10 JUL - "Si todos hubiésemos corrido limpios, también hubiera ganado la misma cantidad de veces el Tour de Francia", afirmó el ex ciclista texano Lance Armstrong en relación con las siete coronas que le revocaron por doping.
    Despojado de la gloria que logró con trampa entre 1998 y 2005 en la tradicional competencia ciclística que actualmente celebra su centésimo sexta edición, Armstrong no parece arrepentido de su engaño.
    "El doping fue un error", fue la única frase en la que pareció mostrar una dosis de remordimiento el ex ciclista de 47 años de edad, de todas las que pronunció durante una entrevista con la cadena NBC Sports. Pero rápidamente se despoja de la culpa afirmando que "no cambiaría nada de lo que hice en mi carrera porque estoy orgulloso de lo que mis equipos y yo hicimos para conquistar el Tour de Francia".
    "De todo lo que hicimos desde el punto de vista de la preparación, la alimentación y la táctica", completa Armstrong antes de agregar: "Si todos hubiésemos corrido limpios, hubiera ganado la misma cantidad de veces el Tour".
    En un adelanto de la misma entrevista cuando fue presentada en mayo aseguraba: "Hicimos lo que debíamos hacer para ganar. No era legal, pero eso no cambia nada, como no cambiaría nada de lo que hice si pudiera volver el tiempo atrás".
    Según Armstrong, los siete títulos en fila logrados en el Tour y que la Agencia Antidoping estadounidense (USADA) le revocó tras una investigación nacida de su propia confesión, los conquistó en buena ley.
    "En esa época trabajamos mucho más duro que los demás, elegimos las mejores tácticas y armamos el mejor equipo posible, con el mejor manager y la mejor tecnología y eso no puede ser revocado", desafió.
    "Decidí hacer lo que hice porque sabía hacía dónde iba", justificó al destacar que "para competir en Europa sabía que los puños no bastarían para dar pelea y se necesitaban cuchillos", ilustró.
    "Después aparecieron las pistolas y en ese punto decidí recurrir a una armería. Hicimos lo que debíamos hacer y aunque no era legal y no era la mejor decisión, no lo cambiaría", reiteró.
    Armstrong reveló que comenzó a coquetear con el doping "en 1991, creo que en Italia" porque "quería ganar una carrera por etapas. No se si eran sustancias prohibidas, pero ciertamente no eran detectables".
    "Si no recuerdo mal era cortisona, pero la primera vez que ingerí voluntariamente una sustancia prohibida fue en 1993", confesó el estadounidense que ese mismo año conquistó el Mundial de ruta disputado en Oslo.(ANSA).
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA

archivado en