"Lo que más le duele es haber perdido"

Usain Bolt, la triste imagen del peor epílogo
Usain Bolt, la triste imagen del peor epílogo (foto: ANSA)
20:34, 12 agoLONDRESRedacción ANSA

    (ANSA) - LONDRES, 12 AGO - "Fue un tirón, un calambre en el tendón de su muslo izquierdo que le provocó un dolor que le impedía seguir, pero lo que más le duele es haber perdido", afirmó Kevin Jones.
    De boca del médico del equipo jamaiquino de atletismo se conocieron las sensaciones de Usain Bolt tras la lesión que le impidió completar la competencia de 4x100 metros que marcó su despedida de las pistas.
    "Estas últimas semanas han sido muy duras para él", completó Jones sobre el "Rayo", que hace una semana exactamente resignó su corona en los 100 metros llanos a manos de Justin Gatlin y hoy buscaba reivindicarse en su última salida al ruedo.
    No pudo ser, pues cuando tomó el testigo de manos de Yohan Blake en el último relevo y buscaba recuperar el terreno perdido, pocos metros después frenó su carrera y comenzó a dar saltos con signos evidentes de una lesión.
    Resignado, Bolt cayó al suelo mientras se completaba la prueba, que terminó consagrando al equipo británico y el Estadio Olímpico de Londres enmudecía ante una imagen que nadie esperaba y marcó la despedida más triste para el legendario velocista.
    Su frustración era tal que hasta rechazó la silla de ruedas que le acercaron para salir de la pista y cuando logró ponerse de pie, recibió un cálido aplauso de un público aún incrédulo por lo que acababa de ver.
    "Simplemente sucedió", resumió su compañero de equipo Omar McLeod, el primer relevista jamaiquino, para de inmediato comentar que más allá del triste epílogo "la leyenda de Bolt vivirá por siempre".
    Blake, en tanto, apuntó a lo extenso que resultó la previa de la competencia: "Nos tuvieron demasiado tiempo allí adentro y hacía mucho frío. Eso hace que también se enfríen los músculos y en esas circunstancias las lesiones son más comunes".
    Hasta el británico de origen somalí Mo Farah, que poco antes había competido por última vez en un Mundial en los 5.000 metros y debió conformarse con la medalla de plata, se mostró conmovido por lo que le sucedió a Bolt.
    A tal punto que ni siquiera festejó, como tantos de los 66.000 espectadores presentes en el Estadio Olímpico de Londres, la consagratoria victoria del equipo británico en 4x100 metros superando a Estados Unidos.
    Un equipo, el estadounidense que también integró Gatlin, su sucesor en el trono de los 100 metros que también se mostró preocupado por Bolt: "Espero que no haya sido nada y que esté bien". Las estadísticas dirán que Bolt no logró sumar su decimoquinta medalla en un Mundial (once de la cuales de oro) y que no pudo refrendar la corona en una prueba que lo había visto ganar en las últimas cuatro ediciones consecutivas.
    Pero el ganador de ocho oros olímpicos y poseedor de dos record mundiales en 100 (9,58 segundos) y 200 metros (19"19) que seguramente perdudarán durante mucho tiempo, ya es leyenda, aún cuando merecía un final más acorde con su historia.
    (ANSA).
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA

archivado en