Ultimo aviso para verlo en acción

Bolt a pista por última vez (foto: ANSA)
13:10, 12 agoLONDRESRedacción ANSA

    (ANSA) - LONDRES, 11 AGO - "Sold out" dirán seguramente las ventanillas del Estadio Olímpico de Londres, escenario de la última salida a pista del jamaiquino Usain Bolt, quien desde mañana se convertirá definitivamente en leyenda del atletismo.
    Será cuando entre al ruedo para su última competencia como profesional en la prueba de relevos 4x100 metros, en la que defenderá el último oro por conquistar antes de colgar sus botines y gozar de un merecido descanso.
    Cuando los relojes marquen las 21.50 locales (20.50 GMT) será la hora señalada en la que Bolt correrá por última vez. Un momento histórico que tendrá como antesala su participación en las series eliminatorias, que disputará desde las 10.55 locales.
    Si Jamaica, como todo hace preveer, logra su pasaje a la final, Bolt estará en condiciones de sumar su duodécima corona mundial, quinta en esta disciplina que lo vio en lo más alto del podio en las pasadas cuatro ediciones mundialistas.
    La primera fue con plata, en Osaka 2007, donde también sumó su primera medalla plateada en los 200 metros en un Mundial, distancia en la que reinó en forma ininterrumpida apenas hasta ayer, cuando el turco Ramil Guliyev heredó su corona vacante.
    Berlín 2009, Daegu 2011, Moscú 2013 y Pekín 2015 lo vieron ganar en ambas disciplinas, así como en los 100 metros, a excepción del Mundial surcoreano, marginado por una partida en falso, y aquí en Londres, donde lo sorprendió Justin Gatlin.
    La resurrección del estadounidense, que vivió a la sombra de Bolt durante todos estos años, se dio justamente cuando comenzaba a apagarse la luz del jamaiquino, imprevistamente tercero en el hectómetro hace pocos días.
    En esa distancia había reinado en los últimos tres Juegos Olímpicos, desde Pekín 2008 hasta Río 2016, habiendo gobernado además en los 200 metros y en la posta 4x100 metros, salvo por una imprevista descalificación en la que poco tuvo que ver.
    Fue el positivo de su compatriota Nesta Carter en los Juegos de Pekín, detectado varios años más tarde al ser reexaminadas las muestras con nuevos sistemas para combatir el doping, lo que lo privó de aquel oro.
    Más allá de todo, nadie se animaría a discutir a Bolt, ni siquiera después de su tercer puesto en los 100 metros de Londres, que vibra con cada salida a pista del jamaiquino, ovacionado como no lo fue su vencedor Gatlin.
    Gesto de grandeza el de Bolt al abrazar al final de la prueba al estadounidense que lloraba desconsolado luego de haber sido sometido al escarnio por el público, que lo abucheó recordándole su pasado opacado por la sombra del doping.
    Emocionado por el gesto, Gatlin le dedicó una reverencia pocas veces vista, un merecido reconocimiento a todo lo que Bolt significó para el atletismo y para él mismo que lo tuvo "como ejemplo a seguir" en los últimos años, según confesó.
    Mañana será el público quien lo reverencie y bien merecido lo tendrá también el poseedor de los record mundiales en 100 y 200 metros (9,58 y 19,19 segundos en cada caso, ambas marcas logradas en su apogeo, allá por 2009, en Berlín).
    Como si algo la faltase a la penúltima velada del Mundial londinense, la jornada del sábado también marcará la despedida de otro grande de los Mundiales de atletismo, el británico Mo Farah, flamante tricampeón mundial en los 10.000 metros.
    El atleta nacido en Somalía, bicampeón olímpico en esa distancia y en 5.000 metros (disciplina en la que conquistó el oro en Daegu 2011 y en Moscú 2013 y en la que correrá mañana), tendrá otra ocasión luego para cerrar su campaña.
    Será en la etapa de la Diamond League en Zurich, en poco más de una semana, pero para eso falta mucho y la historia pasará mañana por el Estadio Olímpico de Londres, que se pondrá de pie para ovacionar como se merece a Bolt, pase lo que pase en pista.
    Su adiós marcará el fin de una etapa, pero su imagen permanecerá intacta por los siglos de los siglos. Habrá que ver también si sucede lo mismo con sus records, que al menos por ahora parecen estar a salvo.(ANSA).
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA

archivado en