La peor despedida

Usain Bolt y un final que no merecía (foto: ANSA)
20:34, 12 agoLONDRESRedacción ANSA

    (ANSA) - LONDRES, 12 AGO - El jamaiquino Usain Bolt tuvo la despedida más triste y sin dudas menos esperada del atletismo al lesionarse en la final de relevos 4x100 metros, disciplina en la que defendía la corona y con la que se retiró de las pistas.
    Un epílogo que el "Rayo" no merecía y que seguramente lo frustró mucho más aún que aquel impensado tercer puesto en los 100 metros que consagraron hace una semana al estadounidense Justin Gatlin como nuevo rey de la distancia.
    Aquella tarde, Bolt debió conformarse con el bronce en una prueba en la que aún hoy ostenta el record mundial (9,58 segundos establecidos en Berlín), pero al menos pudo completar la competencia.
    Hoy, cuando tomó el testigo de manos de Yohan Blake buscando recuperar el terreno perdido, repentinamente sintió un tirón en la pierna izquierda, comenzó a dar saltos y terminó arrodillado sobre la pista.
    Una imagen difícil de digerir para los espectadores que colmaron el Estadio Olímpico de Londres en su despedida y enmudecieron a pesar de que el equipo británico se encanimaba hacia el oro.
    Chijindu Ujah, Adam Gemili, Daniel Talbot y Nethaneel Mitchell-Blake cruzaron la meta delante de todos con un tiempo de 37,47 segundos y, merecidamente, se subieron a lo más alto del podio.
    A sus espaldas quedaron los estadounidense Mike Rodgers, Jaylen Bacon, Justin Gatlin y Christian Coleman, estos últimos dos "verdugos" también de Bolt en aquella final de los 100 metros disputada hace siete días.
    Estados Unidos, que había sido el equipo más rápido en las semifinales hoy por delante de Jamaica, terminó colgándose la plata con 37"52, y Japón (con Shuhei Tada, Shota Iizuka, Kenji Fujimitsu y Yoshihide Kiryu) el bronce, con 38"04.
    Detrás de ellos cruzaron la meta China, Francia, Canadá y Turquía, en ese orden, el último con Ramil Gulivev, heredero de Bolt en los 200 metros y nuevo campeón mundial de la distancia, mientras que Jamaica ni siquiera pudo completar la prueba.
    Una lástima, pues Bolt se merecía algo más en su despedida de las pistas. Su leyenda, de todos modos, permanecerá vigente por siempre, aún cuando no haya podido colgarse del cuello su duodécimo oro en un Mundial o al menos una decimoquinta medalla.
    Hubiese sido la quinta consagración en fila en esta disciplina, que lo vio campeón del mundo en las pasadas cuatro ediciones de forma ininterrumpida. Hoy, su reinado llegó a su fin del modo menos esperado.(ANSA).
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA

archivado en