Nadal y Djokovic a cuartos

Djokovic y otro triunfo complicado (foto: ANSA)
17:50, 20 abrMONTECARLORedacción ANSA

     (ANSA) - MONTECARLO, 20 ABR - Rafael Nadal despejó hoy las dudas que había generado en su estreno en el Masters 1000 de Montecarlo y dio cátedra en el Principado, donde avanzó a cuartos de final en pos de su décima corona en el torneo.
    El español despachó por un categórico 6-1 y 6-1 al alemán Alexander Zverev, en una jornada en la que el serbio Novak Djokovic volvió a pasar algunos sobresaltos para superar el corte y en la que se despidieron dos candidatos al título.
    Se trata del escocés Andy Murray, número uno del mundo apenas retornado al circuito tras una ausencia obligada por una lesión en el codo, y del suizo Stanislas Wawrinka, tercero en el esacalafón de la ATP y campeón en Montecarlo en 2014.
    Dos bajas que podrían resultar claves en el camino de un Nadal que busca repetir la corona lograda en 2005, 2006, 2007, 2008, 2009, 2010, 2011, 2012 y 2016 y que viene de sufrir dos frustraciones en esta temporada.
    Ambas provocadas por el mismo rival: el suizo Roger Federer, que lo amargó en las finales del Abierto de Australia y del Masters 1000 de Miami y tras conquistar este año también el torneo de Indian Wells decidió tomarse un descanso.
    Ausente Federer, que perdió tres finales en Montecarlo ante Nadal y otra con Wawrinka, el español parece más cerca de una nueva consagración en polvo de ladrillo, la superficie que mejor le sienta.
    Y en este primer Masters 1000 de la temporada sobre arcilla, Nadal pisó fuerte hoy frente al ascendente "Sascha" Zverev, a quien le amargó la fiesta por su vigésimo cumpleaños dándole una lección de tenis pocas veces vista.
    Una actuación la del español que despejó las dudas que había sembrado su estreno ante el británico Kyle Edmund, partido que ganó tras dos horas y 20 minutos de juego tras los cuales se quedó entrenando un largo rato para mejorar su drive.
    Toda una muestra del profesionalismo de un Nadal que a los 30 años se toma las cosas con el mismo entusiasmo que un novato y que hoy no le dio chances al alemán, al que había derrotado también en Australia este año, pero con mucho más esfuerzo.
    Esforzado resultó en cambio una vez más el triunfo de Djokovic. El número dos del ranking también retornó al circuito en este torneo luego de superar una lesión en el codo y tras aportar lo suyo en el triunfo serbio ante España en Copa Davis.
    Una España que no contó con Nadal ante un rival que puso en cancha su carta de triunfo y acertó, dándole de paso a "Nole" un empujón anímico adicional en su regreso, para nada sencillo por lo visto hasta ahora.
    Campeón en Montecarlo en 2013 y 2015 y finalista en otras dos oportunidades (2009 y 2012), Djokovic arrancó con susto este año ante el francés Gilles Simon, al que superó tras dos horas y 31 minutos y quien bien pudo haberlo eliminado.
    El serbio al final se impuso en tres sets, los mismos que necesitó hoy para despachar al español Pablo Carreño Busta por 6-2, 4-6 y 6-4 al cabo de dos horas y 26 minutos, un desgaste que podría pasarle factura en la recta final del certamen.
    "Como el otro día ante Simon, hoy arranqué bien, pero después me tomé un descanso y él lo aprovechó. Es un gran jugador en polvo de ladrillo y el partido fue realmente muy duro. Por momentos sentí que podía perderlo", confesó Djokovic.
    Habrá que ver cómo le va frente al belga David Goffin, vencedor del austríaco Dominic Thiem por 7-6 (7/4), 4-6 y 6-3 y a quien "Nole" superó las cinco veces que se enfrentaron, incluida una en polvo de ladrillo en Roland Garros 2013.
    Nadal, séptimo en el ranking ATP, chocará con el argentino Diego Schwartzman, vencedor hoy por un contundente 6-3 y 6-0 ante el alemán Jan-Lennard Struff y quien también perdió las dos veces que enfrentó al español.
    Será el primer choque entre ambos sobre polvo de ladrillo, pues los anteriores se jugaron en superficie dura: Acapulco 2013 y el US Open de 2015, los dos con triunfo en sets corridos para Nadal.
    Para el de Manacor, el camino hacia la décima corona en el Principado luce más allanado luego de la eliminación de Murray, que luego de su debut con triunfo frente al luxemburgués Gilles Muller, se despidió en octavos.
    "Estoy decepcionado por la derrota, pero si hace una semana me hubiesen dicho que caería por 7-5 en el tercer set lo hubiera firmado. Lo que me da algo de consuelo es que mi codo se sintió mejor", confesó el escocés.
    Responsable de su eliminación fue el español Albert Ramos Vinolas, vigesimo cuarto del escalafón mundial que tras resignar el primer set por 6-2, terminó dando vuelta el partido con parciales de 6-2 y 7-5.
    Próximo rival de Ramos será el croata Marin Cilic, quinto preclasificado que dio cuenta del noveno favorito, el checo Tomas Berdych por 6-2 y 7-6 (7/0) en una jornada que despidió también a Wawrinka, superado por el uruguayo Pablo Cuevas (16).
    El tenista sudamericano se impuso con un categórico 6-4 y 6-4 en una hora y 16 minutos y ahora se medirá con el francés Lucas Pouille (11), que se imponía por 3-0 cuando su compatriota Adrian Mannarino "tiró la toalla" por una dolencia. (ANSA).
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA

archivado en