Dos presos por profanar bustos del prócer Martí

Derramaron sangre de cerdo sobre las estatuas

Estatua de José Martí en La Habana
Estatua de José Martí en La Habana (foto: ANSA)
11:43, 09 eneLA HABANARedacción ANSA

(ANSA) - LA HABANA, 9 ENE - Las autoridades cubanas arrestaron y abrieron un proceso a dos hombres acusados de profanar bustos del prócer independentista José Martí en La Habana para "crear un clima de violencia".
    Los arrestados son Panter Rodríguez Baró, de 44 años de edad "y con múltiples antecedentes policiales", según una nota informativa oficial, y Yoel Prieto Tamayo, de 29 años. Las fotos de ambos fueron publicadas esta mañana en la prensa local.
    La profanación de las estatuas de Martí consistió en derramarles sangre de cerdo por encima.
    Esas acciones levantaron ira no solo en medios gubernamentales sino en ciudadanos que se definen como martianos.
    "Podría entender que estén locos o descontentos. Lo que no puedo entender es que sean capaces de agredir a Martí, un hombre que es el corazón y el alma de Cuba", dijo a ANSA Hedelmiro Hernández, un jubilado de 78 años residente en La Habana.
    Jóvenes entrevistados como Ariel Sánchez, un estudiante, dijeron no comprender tales ataques. "¿Por qué la cogieron (emprendieron NDR) con Martí, con la historia que tuvo?", dijo. Tras la profanación grupos de trabajadores en La Habana se reunieron durante las jornadas de labores para "repudiar" los ataques.
    Hoy una nota informativa dijo que los detenidos Rodríguez Baró y Prieto Tamayo "se encuentran bajo proceso de instrucción penal, sobre lo cual se mantendrá informada a la población".
    Las autoridades dijeron que los acusados, que se identificaron bajo el nombre de una agrupación llamada "clandestino" fueron divulgadas por Internet.
    "De tales imágenes se hicieron eco varios medios llamados alternativos, que fueron calificados de servidores "de quienes insisten en orquestar campañas de mentiras contra la realidad cubana", advirtió el informe de las autoridades, La nota subrayó además que "mientras que reconocidos seguidores de la derecha de Miami aprobaban estos actos de manera entusiasta, la afrenta al simbolismo que encarna la figura del prócer de nuestra independencia generó una gran ola de repulsa en las redes sociales".
    "El agravio se denunció como una sucia maniobra mediática para hacer creer que en Cuba existe un clima de inseguridad y violencia", indicaron.
    Tras ocurrir los ataques contra los bustos de José Martí el presidente cubano Miguel Díaz-Canel expresó que "no merece llamarse cubano quien mancilla su más profunda raíz".
    La prensa y la televisión estatales trataron el tema con cierta amplitud y publicaron hoy el informe divulgado por las autoridades.
    (ANSA).
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA

archivado en