Un ente estadounidense contra las sanciones

Director de Engage Cuba rechaza las medidas y las juzga "vagas"

Estados Unidos arremete contra Cuba, sanciones y freno al deshielo.
Estados Unidos arremete contra Cuba, sanciones y freno al deshielo. (foto: ANSA)
19:07, 10 mayLA HABANAPor Francisco Forteza

(ANSA) - LA HABANA, 10 MAY - Engage Cuba, una entidad de Estados Unidos, sostuvo que además de "dañinas" para sectores de la población cubana, entre estos los "privados", ciertas sanciones de Washington están presentadas en términos "vagos".
    James Williams, presidente de la coalición de empresas e instituciones, a la cual se le reconoce una amplia operación de cabildeo bipartidista en el congreso federal en Washington llamó a sectores interesados en su país en la mejoría de relaciones con la isla para que "trate de influir" en la situación.
    En respuestas publicadas hoy por medios locales, Williams se refirió en ese caso a las denominadas remesas o envíos de dinero de cubanos en Estados Unidos a sus familiares en Cuba, que el gobierno del presidente Donald Trump limitará, según informó.
    Llamó de "arbitrarias y dañinas" las sanciones y estimó que que dañan el sector privado "que la administración de Trump dice querer ayudar" Las personas en Estados Unidos pueden enviar dinero a sus familias o amigos sin límite de frecuencia.
    Pero el asesor de Seguridad Nacional, John Bolton, en Washington anunció nuevas restricciones tanto para limitar los viajes de ciudadanos no familiares de cubanos como para imponer un máximo de 1000 dólares cada tres meses al envío de remesas.
    Wilson cree que Bolton no hizo un trámite normal de consultas con agencias y departamentos oficiales antes de lanzar su anuncio, algo que consideró habitual en esos casos.
    Eso lo llevó a pensar que el asesor del presidente Trump "no estaba preparado entre otras cosas porque "no había consenso entre las agencias y departamentos".
    Según estadísticas estadounidenses las remesas suelen alcanzar los tres mil millones de dólares anuales.
    "Durante el deshielo en la presidencia de Barcak Obama recibíamos huéspedes estadounidenses, pero han desaparecido", explicó a ANSA Carlos,que alquila una habitación en su casa de La Habana.
    Wilson consideró que el lenguaje de Bolton al explicar las medidas "fue vago". Pidió que los representantes interesados del turismo, estadounidenses y cubanoamericanos hagan gestiones que cuestionen las sanciones.
    Sugirió que esas personas podrían hablar al respecto con funcionarios republicanos sobre todo en el Departamento de Estado y también en el Departamento del Tesoro y Comercio, o la propia Casa Blanca para expresarles sus opiniones.
    Sobre la apertura de la administración Trump de la posibilidad de que ciudadanos estadounidenses coloquen querellas en tribunales de su país por la "nacionalización" de sus propiedades en la isla desde 1961, expuso que Engage Cuba rechaza esa medida.
    Para aplicar esa sanción la Casa Blanca dio vigencia al Titulo 3 de la Ley Helms-Burton que en 1996 fortaleció el embargo contra Cuba y cuya activación había sido suspendida por todos los presidentes anteriores a Trump.
    "Afecta a empresas norteamericanas que ya tienen actividad en la nación caribeña, algo que no se tomó en cuenta cuando se aprobó la Helms-Burton en 1996 dada la ausencia de compañías estadounidenses en la isla, y perjudica el ambiente para negocios futuros", expuso Wilson. (ANSA).
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA

archivado en