La "Guerra Fría" de los automóviles

Vehículos estadounidense y rusos de otro tiempo dominan la isla

Un Oldsmobile de los años '50
Un Oldsmobile de los años '50 (foto: Ansa)
16:10, 14 abrLA HABANAPor Francisco Forteza

   (ANSA) - LA HABANA, 14 ABR - Los automóviles fabricados en Detroit, Estados Unidos, dejaron de ingresar a Cuba en 1961 pero iniciaron un raro reinado, reparados una y otra vez por sus dueños, disputado por los "carros" rusos.
    Pasó mas de medio siglo y los Ford, Chevrolets, Oldsmobile, Buicks y algunos tan raros como el Edsel, insisten en moverse por las carreteras de la isla, actualmente con un "parque automotor" difícil por lo diverso, con vehículos muy distantes entre sí por los años en que fueron producidos.
    El Segundo Salón Excelencias del Motor, celebrado en el recinto ferial Expocuba, en las afueras de La Habana este mes, fue una demostración de que "las joyas de Detroit", como menciona a los "carros americanos" uno de sus mecánicos, "siguen en la pelea".
    Antonio Fernández, de 63 años, es, no obstante, propietario de un Lada soviético, construido en 1976.
    "Tuve un Chrysler de 1955 y lo vendí hace tiempo", explicó.
    Recordó una época peculiar en la isla cuando solo los autos que fueron importados hasta inicios de la década del '60 podían venderse a otra persona. La mayoría de estos "carros con traspaso" como le llamaban, eran estadounidenses.
    "Tengo el Lada desde que me lo vendió el Estado. Entonces ni suponía que me dedicaría a ser mecánico. Era un funcionario comercial", detalló.
    Con los cambios que comenzaron en el país en 2008 se incluyó la libre compra y venta de sus automóviles entre cubanos, aunque el comercio de los más nuevos, usados por el Estado en todas sus variantes, quedó en manos estatales. Los precios de estos últimos son sumamente altos.
    "El automóvil en Cuba, cuando se tiene, es un miembro más de la familia" explicó Lázaro un "cuentapropista" que alquila habitaciones en su casa y posee un auto chino Geely.
    "Lo limpiamos yo o alguno de mis hijos cada día, antes de usarlo", explicó.
    "Los carros chinos que circulan en Cuba no llegan a competir con la popularidad que aún tienen los americanos por viejos que sean", aseguró. Pero explicó que "en realidad los de Detroit pierden por su tecnología anticuada".
    Los taxistas privados usan a menudo para sus negocios los autos estadounidenses, especialmente Chevrolet, por su resistencia y amplitud, según ellos.
    Los Ladas, que en algún momento relegaron a cualquier marca estadounidense al ser comparados con dinosaurios, aún compiten con otros mas modernos en precios. Los mas conservados Ladas pueden costar hasta 40.000 o 50.000 CUC, moneda similar al dólar, precios que ponen los que negocian en privado.
    Un libro presentado en el Salón Excelencias de Motor, del autor Marcelo I. Gorajuría Marichal, una historia del automóvil en Cuba, explica que los carros antiguos y no solo fabricados en Estados Unidos, se han mantenido por el ingenio de los dueños quines trataron de conservarlos en su versión original.
    Los automóviles en Cuba tienen una larga historia. El primer auto llegó en 1898 y la primera carrera se disputó en La Habana en 1903. La última en 1962. Esas competencias de velocidad no se organizaron mas después de ese año.
    Antes, a fines de los '50, compitieron en Ferrari y Maseratti, entre otros modelos, figuras como el genial argentino Juan Manuel Fangio y el británico Sterling Moss, junto a pilotos cubanos no conocidos en la arena internacional.(ANSA).
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA

archivado en