Redes privadas ilegales en el comercio interno

Denuncian indisciplinas y delitos

Granma denuncia ilegalidades en el comercio
Granma denuncia ilegalidades en el comercio (foto: ANSA)
13:18, 12 sepLA HABANAPor Francisco Forteza

(ANSA) - LA HABANA, 12 SET - Redes privadas de distribución de alimentos, "apañadas" por empleados estatales que deberían "denunciar y controlar" los bienes públicos, operan en el comercio interno de Cuba presionado por la escasez de productos e "ilegalidades".
    "Las indisciplinas, los delitos e ilegalidades son flagelos que dañan la esencia de una sociedad como la nuestra, a los que deben enfrentarse los órganos competentes y la población toda", reclamó el diario oficial Granma en un largo artículo.
    El comentario narró un caso de "acaparamiento" de mercancías en este caso de manzanas en un supermercado llamado La Puntilla, en La Habana. "Organizados casi militarmente y ante la indiferencia cómplice de los empleados, apareció un pelotón de jóvenes forzudos (…) que en pocos minutos compró 15.000 manzanas (150 cajas de 100)" según el diario que citó a su vez a un blog llamado "Pupila Insomne".
    El periódico Granma, que representa al gobernante Partido Comunista, estimó que "no por frecuente debe parecernos normal el acaparamiento de recursos ante la escasez de productos". Señaló como "responsables" de detener esa acciones a "directivos de comercios, cadenas y corporaciones a todos los niveles".
    Las autoridades cubanas sostienen que los llamados males sociales en el comercio interno del país no pueden combatirse con efectividad sin la participación ciudadana en esos hechos. Es un fenómeno que se describe con frecuencia como difícil y arraigado y que desborda las regulaciones.
    El artículo sentó pautas sobre cómo combatir fenómenos de "indisciplina e ilegalidades" que se consideran globalmente como problemas de corrupción. Reconoció al analizar las causas que muchos de esos hechos "apuntan al desabastecimiento de las tiendas y a la ausencia de un mercado mayorista (para el sector privado NDR) como el caldo de cultivo para que ocurran estos fenómenos".
    "No podemos tapar el sol con un dedo. De las carencias se aprovechan los inescrupulosos", sostuvo y puso ejemplos similares con productos de primera necesidad que suelen escasear como el papel higiénico, el detergente y pañales infantiles desechables, entre otras mercancías que llevan a la población a adquirirlos "en un mercado negro que se alimenta de las irregularidades", agregó.
    Granma llamó la atención sobre "peligrosas redes que lucran con la necesidad de millones de cubanos que dejamos la vida en nuestros centros de trabajo ayudando a mover este país". Reclamó de los ciudadanos "la honestidad" y expuso que "denunciar es un deber ciudadano", citando además a otras publicaciones locales.
    Tras describir otros sucesos similares al de las manzanas pero vinculados a detergentes, pollos, lámparas de luz fría, cervezas y refrescos, el diario subrayó que la educación "de una ciudadanía responsable pasa por fortalecer estos mecanismos, por hacerla partícipe de esa fiscalización".
    Mencionó una resolución gubernamental aprobada en 2018 la cual coloca entre los derechos y deberes de los consumidores el "disponer de vías y mecanismos para tramitar cualquier insatisfacción, reclamación, conflictos entre consumidores y proveedores por daños, individuales o colectivos, tanto por la vía administrativa como judicial".
    (ANSA).
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA

archivado en