Frontera con Venezuela, polvorín por estallar

Investigación académica revela la tragedia humanitaria

Conflictos en la frontera entre Colombia y Venezuela. Foto: Fundación Pares.
Conflictos en la frontera entre Colombia y Venezuela. Foto: Fundación Pares. (foto: Ansa)
17:53, 10 febBOGOTARedacción ANSA

(ANSA) - BOGOTA, 10 FEB - Mientras Bogotá y Caracas insisten en mantener al rojo vivo sus tensiones políticas, la frontera común se ha convertido en el escenario de una tragedia humanitaria sin precedentes, desatada por la presencia y disputa de 24 organizaciones criminales.
    Así se desprende de un informe elaborado en terreno por la Fundación Paz y Reconciliación (Pares), especializada en la investigación de temas de delincuencia, que a lo largo de un año puso al descubierto el aumento de homicidios, casos de esclavitud sexual, trata de personas y hasta el arribo de temibles carteles mexicanos de droga.
    "El gobierno colombiano está preocupado por Caracas, por Nicolás Maduro, pero se preocupa muy poco por la frontera en sí misma", precisó León Valencia, director de Pares, durante la presentación del informe en Bogotá.
    Criticó que el gobierno de Iván Duque mantenga una narrativa internacional basada en la "tragedia" migratoria venezolana y enfatice en la crisis social en ese país, pero sea negligente frente a lo que ocurre en esa frontera de 2.219 kilómetros que toca a ocho departamentos colombianos y cuatro estados venezolanos.
    "Está una frontera sin Dios ni ley", describió Valencia, que destacó la "sensatez" con la que operan los ejércitos de ambos países que han decidido darle la espalda a la zona limítrofe para evitar caer en una eventual guerra binacional, empujados por la anarquía que allí se vive.
    El informe reveló que entre 2012 y 2019 en esa vasta frontera fueron asesinadas solo del lado colombiano 4.911 personas, de las cuales 71 eran niños, mientras que 71.561 ciudadanos fueron desplazados y se registraron 203 secuestros.
    Las cifras del lado venezolano se desconocen o no son confiables, describió Ariel Avila, subdirector de Pares.
    Sin embargo, el investigador conjeturó que si se sumaran los asesinatos cometidos en ese lapso de tiempo en ambos lados de la línea fronteriza seguramente superaría los 10 mil homicidios, "que es como tener una situación de guerra abierta", sostuvo.
    Sobre la presencia de las 28 estructuras criminales en esa zona, Avila dijo que 13 son organizaciones transnacionales, entre ellas el Cartel de Sinaloa y Jalisco Nueva Generación, quienes arribaron a la zona atraídos por el negocio del tráfico de cocaína.
    También están los grupos venezolanos llamados "Los Pranes" y "El tren de Aragua", estos últimos descritos como una "temida banda" que ejerce el negocio criminal de trata de personas desde Venezuela y Colombia, se ubica en el estado Táchira y su radio de acción se extiende hasta Brasil y Perú.
    Mientras que entre las organizaciones locales están el Ejército de Liberación Nacional (ELN), el grupo mas fuerte militarmente, sumado a "Los pelusos", el denominado "Clan del Golfo" y diez disidencias de las FARC, que están en una guerra interna.
    Esas 28 organizaciones criminales ejercen control, cobran extorsiones, manejan los 40 pasos ilegales establecidos a lo largo de toda la frontera, administran justicia, pero muchos están enfrentados entre ellos, lo que avizora un año sangriento, dijo el informe de Pares.
    León Valencia advirtió que pese al rompimiento de nexos diplomáticos entre los dos países, la "frontera es muy viva" y no ha "cesado en su comercio" que está ampliamente dominado por la ilegalidad que estimó mueve unos 5000 millones de dólares y que incluye contrabando, narcotráfico, trata de personas y minería ilegal.
    El investigador sostuvo que no es posible encontrar una solución para la situación que se vive en la línea fronteriza que no pase por la decisión de ambos países de llegar a acuerdos como la reapertura de sus consulados y establecer acciones militares y de policía conjuntas.
    (ANSA).
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA

archivado en