Burlas contra un proyecto de censura online

Congresista que impulsa la norma defiende su propuesta

Usuarios colombianos rechazan de plano regulaciones en las redes sociales
Usuarios colombianos rechazan de plano regulaciones en las redes sociales (foto: ANSA)
17:34, 11 eneBOGOTAPor Oscar Escamilla

   (ANSA) - BOGOTA, 11 ENE - Las redes sociales convirtieron hoy en blanco de sus burlas, sarcasmos y hasta insultos al senador Antonio Zabaraín, quien impulsa una norma en el Legislativo para regular esas plataformas virtuales.
    "Regularemos uso de redes sociales. Legislaremos para que estas no sean un instrumento al servicio de resentidos sociales y sicarios morales", escribió en Twitter el senador del oficialista partido Cambio Radical.
    Los argumentos de Zabaraín se sustentan en el hecho de que hay "personas de bien" que son "atropelladas" en las redes y es necesario salir en su defensa y "controlar" lo que se dice y escribe en esos espacios.
    "Regular las redes sociales es establecer unos mecanismos que le brinden garantías a los ciudadanos de bien de que no sean atropellados en esas redes sociales; así como a esas ciudadanos de bien se le brinda unas garantías para que los medios de comunicación tampoco los puedan agredir de manera inmisericorde", amplió.
    Y agregó: "yo no estoy en contra de la libertad de prensa, yo a lo que me muestro adverso es con el libertinaje de prensa, con el libertinaje que hay en las redes sociales", complementó.
    Las afirmaciones del senador dieron lugar a todo tipo de comentarios en las mismas redes sociales que pretende censurar y en las que él también suele lanzar acusaciones infundadas.
    "Están desesperados por el control político que la gente les están haciendo", escribió en Twitter la reconocida periodista local Mabel Lara.
    "Que alguien le diga por favor que usamos las redes sociales precisamente para promover nuestros derechos", respondió el también congresista César Pachón.
    Pero hubo otros usuarios de esas espacios virtuales que se burlaron de Zabaraín, un desconocido senador que saltó a la fama hace unos meses, luego que interviniera en un debate organizado por partidos de izquierda contra el fiscal, Néstor Humberto Martínez, por el tema Odebrecht.
    En aquel momento, Zabaraín en directo por televisión uso como argumentos de defensa de Martínez, unos supuestos nexos de Fidel Castro y Hugo Chávez con el narcotráfico, un hecho traído de los cabellos que el senador esbozó con un histrionismo exagerado, al punto que en las redes sociales lo tildaron de borracho.
    Este viernes de nuevo saltó en la redes la misma acusación contra Zabaraín, quien se defendió diciendo que es abstemio y que aquel día en el Congreso sufrió de "hipoxia cerebral".
    "¿Estaba en sus cabales el señor @zabaraing cuando lanzó la propuesta?", preguntó un usuario en Twitter, mientras que otra personas cuestionó: "Quién rayos votó por Zabaraín?".
    César Lorduy, representante a la Cámara (diputados), se manifestó en contra de su compañero de partido al advertir que "las redes sociales son sagradas porque reflejan el derecho a la libertad de expresión".
    "Por una opinión nadie puede ni ser censurado ni ser regulado", argumentó Lorduy, quien en tono de mofa dijo que si el asunto toma fuerza habría que dictar normas para controlar los teléfonos y las fotocopiadoras, porque allí también se dicen o se multiplican cuestionamientos o críticas a los demás.
    "Si hay alguna persona que está a kilómetros luz de proponer censura, soy yo. Yo abomino la censura, soy un amante de la libertad", dijo Zabaraín en su defensa.
    En octubre del año anterior, el senador José David Name, del Partido de La U (centro), radicó una proyecto de ley que es el que impulsa Zabaraín, con el que se busca regular los escritos y dichos en las redes sociales para proteger a los ciudadanos en "su honra y buen nombre".
    La posibilidad de que esa norma prospere son mínimas, en parte por la presión mediática y de las redes sociales, y en razón a que establecerla implicaría montar un aparato estatal de control de grandes dimensiones, entre otros argumentos. (ANSA).
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA

archivado en