Venezuela y drogas, preocupación mutua - Colombia - ANSA Latina

Venezuela y drogas, preocupación mutua

Juan Manuel Santos y Rex Tillerson en Bogotá. (foto: EPA)
22:59, 06 febBOGOTARedacción ANSA

   (ANSA) - BOGOTA, 6 FEB - El presidente colombiano, Juan Manuel Santos, y el secretario de Estado de Estados Unidos, Rex Tillerson, coincidieron hoy en la urgencia de que se restaure la democracia en Venezuela, tras sostener una reunión en Bogotá.
   "Es urgente restaurar el cauce democrático en Venezuela, porque son los ciudadanos los que están sufriendo las consecuencias de una dictadura al garete", afirmó el mandatario colombiano.
   "Ese es nuestro único objetivo: lograr que Venezuela vuelva respetar sus instituciones y también llevar a cabo elecciones libres y justas para que el pueblo venezolanos pueda expresar sus opiniones", sostuvo Tillerson.
   Desde que el jefe de la diplomacia norteamericana inició su gira por Latinoamérica y que concluiría en Jamaica, el tema de Venezuela ha sido recurrente en sus encuentros con otros jefes de Estado.
   Tillerson señaló que a Washington lo afecta "lo que está sucediendo en Venezuela", agradeció el apoyo de Bogotá al recibir a miles de ciudadanos de ese país que cruzan la frontera en busca de alimentos y refugio, un problema que tildó de "tragedia".
   Mientras que Santos fue un poco más directo al señalar que la "aguda crisis" de su vecino "tiene repercusiones enormes para Colombia y para toda la región" y reafirmó que Bogotá no reconocerá las elecciones presidenciales convocadas por su par, Nicolás Maduro.
   "Maduro no aceptaría jamás ir a unas elecciones libres y transparentes porque sabe que las pierde. Y en esas condiciones será imposible para Colombia, y pienso que para muchos países democráticos como los del Grupo de Lima, reconocer cualquier resultado", apuntó el mandatario colombiano.
   El encuentro de Santos y Tillerson estuvo también marcado por el tema de la lucha antidrogas.
   Al respecto, Bogotá presentó un informe detallado de la estrategia para la erradicación de cultivos ilícitos, cuyas áreas sembradas se incrementaron en un 52% en 2016 hasta alcanzar las 146 mil hectáreas, de acuerdo a la medición anual de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC).
   Tillerson dijo que hay en Washington una enorme "expectativa" sobre el programa de sustitución de cultivos que adelanta Colombia y confió en que se revierta la tendencia creciente de hectáreas sembradas.
   Además reiteró que su país es el mayor consumidor de drogas en el mundo, tras advertir que cada año mueren en promedio unos 65 mil estadounidenses "relacionadas con el consumo de estupefaciente".
   "Estamos comprometidos en reducir la demanda de drogas en los Estados Unidos", precisó el Secretario de Estado.
   Mientras que Santos negó que la reciente amenaza hecha por el presidente estadounidense, Donald Trump, de cortar las ayudas económicas a aquellos países que no eviten el envío de droga a su país, estuviera dirigida a Bogotá.
   "No creo que el presidente Trump estuviera haciendo referencia explícita a Colombia porque Colombia no se está burlando, ni riendo de Estados Unidos, todo lo contrario: nosotros estamos convencidos de que estamos trabajando juntos, haciéndole frente a un problema, a un desafío, que requiere de la colaboración de ambos países", sostuvo.
   El mandatario colombiano recordó que "no hay ningún otro país en el mundo que haya pagado un precio tan grande en esta guerra contra las drogas".(ANSA).
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA

archivado en