Celebra biblioteca más antigua de Sudamérica

Posee 3,1 millones de volúmenes entre títulos y colecciones

Biblioteca Nacional de Colombia (foto: Ansa)
15:14, 17 dicBOGOTAPor Oscar Escamilla

(ANSA) - BOGOTA, 17 DIC - La Biblioteca Nacional de Colombia celebró esta semana 240 años como la memoria viva de la producción intelectual de un país desmemoriado y apático frente a su propia intelectualidad.
    "La biblioteca es y ha sido una de las herencias culturales más profundas de la humanidad", definió a ANSA Camilo Páez, coordinador de colecciones de la Biblioteca Nacional, sobre el sentido de estos lugares atiborrados de libros y memoria.
    Según el experto, la Biblioteca colombiana es la más antigua de Sudamérica y la segunda creada después de la Palafoxiana (1646) de Puebla, en México. En sus inicios, se llamó Real Biblioteca Pública de Santa Fe y se creó con los 4700 libros que la corona española le expropió a los jesuitas en 1777.
    "Estaba compuesta de temas religiosos, de filosofía, de derecho canónico. Era una colección muy espulgada; nada en contra de la moral y las buenas costumbres, de manera que no había allí ninguna sorpresa", relató Páez.
    Tras permanecer en la Palacio de San Carlos, actual edificio de la Cancillería, y un paso por el Museo Colonial, en 1938 se estableció en el edificio de piedra caliza tipo "art déco" que hoy ocupa, en el centro de Bogotá.
    En la actualidad, en su interior reposan 3,1 millones de volúmenes, no solo de documentos escritos, también visuales y en audio.
    "Lo que aquí guardamos es todo lo que ha producido Colombia, los colombianos y los materiales que sobre el país se han escrito. Esa ha sido desde siempre nuestra naturaleza", dijo a ANSA el especialista.
    Dentro de los 24 fondos que posee, uno de los importantes es la biblioteca del botánico y matemático español José Celestino Mutis, muy elogiada en su momento por el alemán Alexander von Humboldt, durante su expedición a América, a inicios del siglo XIX.
    Algunos de los libros de Mutis, muchos de ellos hechos a mano y con dibujos de su expedición botánica, ni siquiera los tiene el Real Jardín Botánico de Madrid, según describió Páez. "Hay libros de los que solo se conocen 30 ejemplares en el mundo y algunos de ellos están aquí", añadió. En los estantes de la Biblioteca también reposa la más amplia colección de las novelas de Gabriel García Márquez traducidas, además de los manuscritos originales de "La vorágine", de José Eustasio Rivera, una suerte de "Corazón de la tinieblas" en el Amazonas escrita en 1924 y considerada la primera novela de la modernidad local.
    "También tenemos 51 títulos incunables universales; son muy pocos si se comparan con una biblioteca europea, pero hay que imaginarse que un libro de estos llegara hasta acá en el siglo XVIII, eso ya era un logro", relató Páez.
    De la colección, el libro más antiguo es el "Tratado sobre la Verdad de la Fe Católica contra los Infieles" de Santo Tomás de Aquino, un texto de temas religiosos, impreso en Venecia en 1480.
    Para celebrar los 240 años de la Biblioteca, se le encargó a la artista plástica Lorena Kraus que diseñara una escultura en mármol en cuyo interior se depositaron esta semana una serie de objetos, libros de autores colombianos y hasta una copia de los acuerdos de paz con las FARC.
    La obra-cápsula del tiempo fue instalada frente a la fachada del edificio y se abrirá en seis décadas, cuando la Biblioteca cumpla 300 años.
    (ANSA).
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA

archivado en