La paz también para los cafeteros

Sin guerra obtendrían mejor asistencia técnica e inversiones

Roberto Vélez, presidente de la Federación Nacional de Cafeteros de Colombia (foto: Ansa)
15:45, 16 julBOGOTAPor Oscar Escamilla

(ANSA) - BOGOTA, 16 JUL - La "noticia" de la paz y sus efectos también tocó a los cultivadores de café ubicados en zonas del país donde la violencia campeaba y las FARC ejercían su violencia, reveló el gerente de la Federación Nacional de Cafeteros, Roberto Vélez, en diálogo con ANSA.
    "Ya he recibido noticias de muchos municipios que fueron altamente azotados por la violencia y que hoy están en paz y de cafeteros que dicen: 'gerente hoy podemos conducir nuestra activada tranquilos'", precisó el dirigente gremial.
    "Empieza uno a entender -añadió Vélez- que efectivamente en esos zonas donde la violencia era tan evidente, donde el conflicto era casi a diario, se sienten tranquilas hoy; pueden producir café, pueden sacar sus productos y pueden hacer su comercio tranquilo sin afugias, sin el dolor, sin el miedo, sin la amenaza".
    Según el directivo, de los más de 160 municipios "gravemente" afectados por la guerra, al menos 60 eran cafeteros, de acuerdo a un estudio realizado por el gobierno y que revela la "dimensión" de lo que vivieron durante décadas los cultivadores del producto insignia del país.
    "El gobierno hizo un trabajo de cuáles eran los municipios del país que han estado gravemente o muy gravemente afectados por el conflicto, para que sean esos municipios los primeros en recibir el apoyo de eso que llamamos los dineros del posconflicto", precisó.
    Sin comprometerse con cifras o el tamaño de las inversiones, Vélez reiteró que el gran beneficio de la firma de la paz con las FARC es el alivio que ahora respiran esas zonas y las oportunidades para modernizar la caficultura.
    Apuntó que la tranquilidad le permitirá a la Federación llevar más y mejor asistencia técnica a zonas y cultivadores, para quienes el apoyo era precario por cuestiones de seguridad.
    "Una vez haya presencia del Estado, en términos de vías de comunicación, de acueducto, de escuelas rurales, y la Federación pueda hacer un trabajo más a fondo con su servicio de extensión, de mejorar las productividades, de llevar las nuevas variedades, habrán allí unos cafeteros con una disposición y una capacidad de producir más cantidad y mejor café", confió Vélez.
    La semana anterior, durante el cierre del congreso anual cafetero y en el previo al Foro Internacional de Productores del grano en Medellín, el presidente, Juan Manuel Santos, reconoció que este cultivo tiene el "potencial" para ser un sello de paz.
    "El café tiene toda la tradición y el potencial para ser el cultivo de la paz. Porque el progreso cafetero necesita de la paz, y la consolidación de la paz necesita del apoyo de los cafeteros", manifestó el jefe de Estado.
    Vélez sostuvo que los cafeteros del país están en la línea de la "reconciliación" del país, pero negó que los ex combatientes de las FARC, menos de 10.000 hombres y mujeres, puedan ser la "la solución de la caficultura en términos de mando de obra".
    Uno de los grandes problemas actuales de la producción cafetera es la escasa mano obra para la recolección del grano en los dos periodos de cosecha anual, razón por la cual la Federación abrió un concurso internacional entre inventores para creen un mecanismo que permita superar esa situación.
    (ANSA).
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA

archivado en