Adiós a la Carta Magna de la dictadura militar

Apruebo con 77,5% en 45% de mesas. Adiós a herencia de Pinochet

El Apruebo una nueva Constitución se impone en las urnas de Chile
El Apruebo una nueva Constitución se impone en las urnas de Chile (foto: ANSA)
12:12, 26 octSANTIAGO DEL CHILEPor Margarita Bastías

(ANSA) - SANTIAGO DEL CHILE, 26 OTT - La opción Apruebo una nueva Constitución se impuso hoy en el histórico plebiscito en Chile con el 78,24% de los votos, escrutadas el 90,78% de las 44.913 mesas receptoras de sufragios dispuestas a lo largo del país.
     El rechazo consiguió el 21,76% de los votos emitidos por 1.472.355 millones de chilenos frente a los 5.292.666 que se pronunció por el Apruebo. Los votos nulos fueron 25.232;mientras los blancos, 12.523.
     El total de los votos válidamente emitidos alcanzó a 6.802.776 personas.
    Por la Convención Constituyente, votó el 79,24% mientras que por una Convención Mixta lo hizo el 20,76% escrutadas el 80,06% de las mesas receptoras de sufragios. La participación no supera hasta ahora el 43,70%, situándose por debajo de la votación de las presidenciales y parlamentarias de noviembre 2017.
     En tanto, la celebración en los distintos puntos de Santiago se extiendía esta noche con gran alegría por el resultado obtenido con bocinazos, pitos, banderas y fuego artificiales. 

    El resultado parcial -una tendencia prácticamente irremontable- augura el fin de la Constitución de 1980, heredada de la dictadura, y el nacimiento de una nueva Carta Magna.

    En una jornada ejemplar, ni la pandemia ni el miedo al contagio, retuvo a los chilenos en sus casas saliendo en masa a votar dejando atrás la baja participación que se observa desde que hace 8 años se impuso el voto voluntario. En la última elección presidencial de 2017 que eligió a Sebastián Piñera como presidente, voto el 49% del electorado.

    Desde las 16 horas y cuando restaban cuatro horas para el cierre de los locales de votación, la gente empezó a caminar hacia la Plaza Dignidad para destejar el eventual triunfo.
    Antes que se iniciara el conteo de sufragios, ya 2.000 personas habían llegado al icónico lugar, donde desde el 18 de octubre del año pasado, una mayoría empezó a reclamar una nueva Constitución que les garantizara una mayor igualdad.
    Hoy volvieron a ocupar el lugar con sus demandas y un emblemático lienzo se desplegó señalando que "Plaza Dignidad no olvidamos, 1973", año del cruento Golpe de estado que depuso al gobierno socialista de Salvador Allende.
    Ya con los primeros resultados que preveían un holgado triunfo del Apruebo, se vivió el primer gesto de unidad de la oposición. El izquierdista Frente Amplio, con su exabanderada presidencial Beatriz Sánchez, concurrió a saludar al comando de Unidad Constituyente compuesto por la coalición de centro izquierda demócrata cristianos, socialistas, pepedé. Sánchez expresó que el amplio apoyo para una nueva constitución "exige más, nos exige el sentido de unidad y de construir mayoría para que se concrete en la Constitución un cambio para Chile, robusto, que le pueda dar a la gente que estuvo en la calle, y hoy fue a votar Apruebo, una educación de calidad, salud pública, un nuevo sistema de pensiones, vivienda, el derecho a una vida feliz".
    Luego seguía hasta el comando de Chile Digno que encabeza el partido Comunista.
    A la misma hora, en La Moneda, el presidente Sebastián Piñera resumía que "los chilenos han expresado su voluntad, una convención constituyente que tendrá plena igualad entre hombres y mujeres para redactar una nueva constitución para Chile".
    "Cada voto ha tenido mismo valor, ha triunfado la ciudadanía y la democracia, la unidad sobre la división, la paz sobre la violencia, y esto es un triunfo de los chilenos, este triunfo de la democracia nos debe llenar de alegría y esperanza, hemos demostrado que el diálogo es más fecundo que la intolerancia", añadió.
    El mandatario destacó que "este plebiscito no es el fin, es el comienzo de un camino que juntos y todos debemos recorrer para acordar una nueva constitución" y reconoció que "hasta hora, la constitución nos ha dividido, ahora todos debemos colaborar para que sea el marco de unidad y se convierta en la casa de todos".
    La presidenta de la derechista Unión Demócrata Independiente (UDI), que aprobaba mayoritariamente la opción derrotada del Rechazo, resaltó la jornada y opinó que triunfó el diálogo por sobre la violencia. Se declaró "satisfecha" con el 20% obtenido por el Rechazo y anunció que ahora la fuerza se concentrará en elegir a los mejores convencionales. Advirtió que ellos no están por empezar con "una hoja en blanco". (ANSA).
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA