Sin controlar el virus es imposible reabrir

Categórico mensaje conjunto de CEPAL y OPS

Unas jóvenes deambulan por una playa de Cartagena de Indias, en Colombia. CEPAL y OPS advierten sobre aperturas apresuradas
Unas jóvenes deambulan por una playa de Cartagena de Indias, en Colombia. CEPAL y OPS advierten sobre aperturas apresuradas (foto: ANSA)
17:15, 30 julSANTIAGO DE CHILEPor Margarita Bastías

   (ANSA) - SANTIAGO DE CHILE, 30 JUL - "Sin controlar la pandemia es imposible pensar en la reapertura", es el categórico mensaje de la Comisión Económica Para América Latina y el Caribe (Cepal) y la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

    Ambos organismos lanzaron simultáneamente en Washington y Santiago el informe Salud y economía: una convergencia necesaria para enfrentar el COVID-19 y retomar la senda hacia el desarrollo sostenible en América Latina y el Caribe. El documento dejó en claro que la pandemia ha afectado profundamente no solo la vida diaria de las personas en la región sino también sus medios de vida.

    En lo inmediato, ha provocado la recesión más abrupta de la historia que, de acuerdo con las proyecciones de la CEPAL, implicará una caída del crecimiento regional de -9,1% en 2020, acompañado de un alza en el desempleo alcanzando una tasa cercana a 13,5%, un incremento de la tasa de pobreza de 7,0 puntos porcentuales para alcanzar el 37,3% de la población y una agudización de la desigualdad con un alza promedio en el índice de Gini de 4,9 puntos porcentuales. A su vez, los sistemas de salud de los países de la región, que ya estaban subfinanciados y fragmentados antes de la llegada de COVID-19, enfrentan la pandemia con debilidades en el ejercicio de la función de rectoría de las autoridades de salud.

    El gasto público en salud solo alcanza en promedio el 3,7% del PIB, por debajo del 6% recomendado por la OPS como base. Una tercera parte de la población todavía enfrenta algún tipo de barrera para acceder a los servicios de salud que necesita. Lo recalcaron Alicia Bárcena, secretaria ejecutiva de Cepal y Carissa F. Etienne, directora de la OPS, coincidiendo en que los altos grados de desigualdad acompañados por elevados niveles pobreza, informalidad, desprotección social y limitado acceso a salud oportuna y de calidad, explican los altos costos sociales que la pandemia está teniendo en la región. Para ambas representantes internacionales, "no hay apertura económica posible sin que la curva de contagios haya sido controlada, y no hay reactivación posible sin un plan claro que evite el repunte de los contagios a partir de testeo, trazabilidad y confinamiento".

    Asimismo, "las medidas sanitarias deben articularse con medidas sociales y económicas dirigidas a atenuar los efectos de la crisis, pues estas últimas facilitan el cumplimiento de las medidas sanitarias". Bárcena reiteró la importancia de "orientar la reactivación a cerrar brechas en los determinantes socio-económicos de la salud y un sistema de salud hacia la universalidad". Enumeró los grupos más expuestos en esta apandemia: Personas mayores, equivalentes a 85 millones (13%), que son más susceptible a contagio y mayor riesgo de letalidad. Trabajadores informales, representan el 54% del empleo y no cuentan con protección social.

    Bárcena, respondió a ANSA, que la alta informalidad en la región ha servido para amortiguar el desempleo, pero hoy no puede ayudar a paliar la crisis por las medidas de confinamiento. La secretaria ejecutiva bogó por medidas sociales que incluyan a este sector en sus paquetes de emergencia. Otro grupe vulnerable, son las mujeres, tanto en el sector formal como el informal, expuestas a pérdida de empleo, menor protección social, aumento del trabajo no remunerado, mayor exposición a violencia doméstica y menor acceso a salud sexual. Menciono también los pueblos indígenas, 60 millones de personas, que significan el 9,3% de la población regional con más de 800 pueblos distintos, con riesgo de desaparición.

    Los afrodescendientes, 130 millones en 2015, el 21% de la población regional. Las personas con discapacidad, 70 millones de personas, el 12,5% en América Latina y 6,1% en El Caribe.

    Los migrantes, con un alta exposición al contagio, desprotegidos y discriminados, menor acceso a salud, redes de apoyo limitadas, restringidos en su desplazamiento y retorno. Para Bárcena, cambiar la estrategia de desarrollo es esencial para una recuperación económica inclusiva y sostenible, junto con un acceso universal a la salud, con un financiamiento solidario (independiente de la capacidad de pago), inversión en infraestructura y capacidades humanas.

    Carisse Etienne destacó a su vez que esta región "ha notificado ya los casos más altos de Covid", y muchos países se encuentran en el peak de la epidemia. Sostuvo que "nadie podría haberse imaginado lo que nos traía", ha notificado 9 millones de casos, la mitad de ellos en América latina y el Caribe, y 350 mil muertes. No obstante, para la directora de la OPS, "no es sorpresa que una pandemia de esta magnitud haya dado comienzo a una crisis triple en esta región, ya que azota nuestro fracturado sistema de salud y desestabiliza nuestra economía".

    "Las Américas son vulnerables a perder años de ganancias en salud, es una tragedia, nos enfrenamos a un desafío sin precedentes" y anotó que la pandemia "ha perturbado muchos servicios esenciales, incluso programas para tratar problemas de enfermedades crónicas. Para la representante sanitaria, "no hay lugar a dudas que los países necesitan intervenciones para dar respuesta a la desigualdad y pobreza" y defendió que "la salud no es un privilegio, es un bien básico, un derecho fundamental". (ANSA).
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA

archivado en