Caos en Santiago, cierran el Metro

Policía cierra el acceso a la estación del Metro, La Cisterna, durante las protestas en Santiago.
Policía cierra el acceso a la estación del Metro, La Cisterna, durante las protestas en Santiago. (foto: EPA)
23:47, 18 octSANTIAGO DE CHILEPor Margarita Bastías

   (ANSA) - SANTIAGO DE CHILE, 18 OCT - En un caos total se convirtió la capital chilena luego que en el horario de punta volvieran las manifestaciones en las estaciones del Metro en rechazo al alza del precio del boleto.
   A la destrucción de torniquetes, cientos de muchachos se sentaron en la zona de seguridad al borde del andén con los pies colgando hacia la vía férrea. Las autoridades de la empresa dispusieron el cierre de las Líneas 1 -que une el oriente y el poniente de la ciudad- y la 2 -que conecta el sur con el norte-; bomberos están acuartelados y Carabineros vigila todas las estaciones, produciéndose disparos en estación Central que dejaron a una escolar herida. Miles de personas caminan en busca de transporte público porque los buses no dan abasto y los que circulan lo hacen colapsados.
   Ni una autoridad se ha pronunciado durante las últimas cuatro horas, y en La Moneda se encuentra el presidente Sebastián Piñera junto a los ministros del Interior y de Transporte; la intendenta regional, Karla Rubilar, tampoco se ha pronunciado.
   Pese a la incomodidad generada, la ciudadanía sigue respaldando el inédito, espontáneo y masivo movimiento que logró colapsar la capital en tres días. Pablo Trivelli, profesor primario, caminó 45 minutos desde la comuna de Peñalolén, en el oriente de Santiago, para llegar a su casa. Aún así respalda la movilización y opinó a ANSA que "la demora y el colapso no es culpa de los evasores, sino de quienes siguen subiendo el pasaje sin pensar en los sueldos de la gente". Paloma Gómez dijo a ANSA que se siente emocionada por la expresión ciudadana y coincidió en que "no se dio cuenta en qué momento se produjo esta ola de protesta". Perteneciente a la generación Millennials expresaron temor ante la represión que pueda venir y Paloma dijo desconocer que vendrá después. Frente al Palacio de La Moneda, peatones que se desplazaban por la calle por falta de transporte público realizaron una manifestación espontánea, que obligó a la intervención de personal de Fuerzas Especiales de Carabineros. Los manifestantes gritaban: "El pueblo unido jamás será vencido". Pasadas la 1 GMT, el ministro del Interior, Andrés Chadwick, habló desde La Moneda para "en primer lugar, condenar enérgicamente los hechos de violencia y vandalismo que se han producido en el día de hoy atacando el Metro de Santiago".
   Añadió que "cientos de miles de personas sufren la gravedad de la violencia y deben estar caminando, buscando un transporte para llegar a sus casas. Ellos son los perjudicados, trabajadores, personas de clase media que sufre por un grupo de vándalos". Justificó el refuerzo de las fuerzas policiales con el objetivo, indicó, de "proteger a las personas". "Sabemos que es un gran desafío para Carabineros dada la extensión de las estaciones del Metro y de la naturaleza del transporte público. Hemos invocado la Ley de Seguridad del Estado para todos los que resulten responsables de ocasionar daños en los bienes del Metro e impedir que éste puede desarrollar normalmente su funcionamiento", anunció.
   Confirmó que se han presentado las querellas correspondientes por Ley de Seguridad del Estado "que establece penas muy severas para los responsables de estos hechos". Chadwick recalcó que "seguiremos presentando estas querellas ante cualquier hecho que pueda generar violencia pública, que pueda dañar los bienes o que pueda impedir el funcionamiento del Metro o del Transporte público en nuestra ciudad". El ministro a cargo del orden y la seguridad aseveró que se viven "momentos de definiciones, decisiones, de tomar opciones y quisiera hacer un llamado a todos nuestros compatriotas a unirnos contra la violencia, contra el vandalismo y a trabajar juntos por la tranquilidad y el orden público, y el desarrollo normal de nuestras vidas". La ministra de Transportes, Gloria Hutt, explicó que dada la gravedad de los daños se suspendió el funcionamiento de las Líneas 1, 2, 3, 4 y 6. Sólo quedó en operaciones la Línea 5 que va al populoso sector de La Florida y Puente Alto, aunque minutos más tarde también se suspendió. El domingo 6 de octubre el pasaje del Metro en horario punta subió 30 pesos quedando el boleto en 1,1 dólares.(ANSA).
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA