Justicia sobreseyó a hijo de Bachelet de corrupción

Primogénito contraatacó contra la Fiscalía y anunció querellas

17:12, 02 eneSANTIAGO DE CHILERedacción ANSA
(ANSA) - SANTIAGO DE CHILE, 2 ENE - La Corte de Apelaciones de Rancagua sobreseyó de manera definitiva a Sebastián Dávalos, hijo de la presidenta Michelle Bachelet, en el caso Caval.
    El primogénito de la mandataria era investigado por los delitos de negociación incompatible, tráfico de influencias, uso de información privilegiada y violación de secreto.
    Dávalos llegó hoy hasta la Corte de Rancagua (80 kilómetros al sur de Santiago) junto a su esposa Natalia Compagnon, dueña de la empresa Caval y también investigada en la causa.
    El director Sociocultural de La Moneda era investigado por la polémica compra de terrenos en Machalí que dio origen al Caso Caval el 17 de enero de 2015- Ese día, la sociedad de Compagnon compró en 10,4 millones de dólares terrenos rurales de Machalí que cambiarían el uso del suelo a urbano vendiéndolos tres semanas después en 15,3 millones de dólares. Al día siguiente, la revista Q'Pasa (vinculada a sectores empresariales opositores de derecha) publicó un reportaje donde entregaba detalles del millonario negocio y daba cuenta que Compagnon, acompañada de Dávalos, habían conseguido un millonario préstamo del dueño del Banco de Chile, en medio de la campaña por el inminente triunfo de Bachelet en noviembre de 2013 que la llevaría por segunda vez al máximo cargo de la Nación. Tras la resolución de la Corte, la mujer de Dávalos se vio muy emocionada a diferencia de su marido que durante la audiencia se vio ofuscado cuando la Fiscalía relataba los cargos en su contra.
    Al término de la sesión, el hijo de Bachelet entregó una dura declaración en contra de la Fiscalía, acusándola de "corrupta" y no aceptó preguntas de la prensa. El ex director Sociocultural de La Moneda sostuvo en los tres años de investigación "y hasta hoy no he sido formalizado ni menos acusado. Paradójico, es que pese a encontrarse la causa cerrada, la Fiscalía mantuviera el porfiado afán de negarse sistemáticamente a mi sobreseimiento".
    Se preguntó por las motivaciones para el actuar del ente persecutor y apuntó que "sólo durante el último mes, la Fiscalía permitió filtraciones al menos a tres medios distintos: La Tercera, El Mercurio y Tele 13", en circunstancias de que "las filtraciones son un delito funcionario".
    Dávalos añadió que "no me sorprendería que -tras este comunicado- la muy corrupta fiscalía, haciendo uso de la nomenclatura utilizada por el fiscal nacional, intente formalizarme por algún delito inexistente a modo de represalia, tal como ya ocurrió tiempo atrás con Natalia Compagnon: mi señora".
    Anunció "una querella por filtraciones ante tribunales, para que sea el fiscal nacional, el superior jerárquico de esta Fiscalía, quien investigue los actos de corrupción que pudiesen haber ocurrido en la Fiscalía Regional de O'Higgins".
    "Una fiscalía corrupta no está en condiciones morales ni éticas de realizar investigación alguna. Y menos aún, de acusar o formalizar a algún ciudadano. La Fiscalía miente una y otra vez frente a tribunales y en la corte, atenta contra los principios de objetividad de los imputados y desconoce los acuerdos a los que ha llegado con los mismos, no está habilitada para investigar causa alguna", remató el hijo de Bachelet.
    El caso Caval provocó un daño irremediable a la gobernante que vio desplomar su popularidad, a tan sólo un año de haber asumido con más del 60 por ciento de aprobación. Sus atributos de credibilidad, veraz, honesta, cercana a la gente, liderazgo y aptitudes para gobernar se vieron enormemente afectados.
    El "Caso Caval dejó de ser hace mucho tiempo un caso penal y es a todas luces un caso político, en el que se nos ha enjuiciado y sentenciado comunicacionalmente a mí y a mi familia, sin existir juicio alguno", denunció hoy Sebastián Dávalos. Natalia Compagnon se mostró conforme con la decisión judicial, señalando que "es lo que Sebastián se merece". (ANSA).
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA

archivado en