Un adiós de amor y caos

Emociones y desbordes en el velatorio de Diego Maradona (foto: ANSA)
23:23, 26 novBUENOS AIRES Redacción ANSA

(ANSA) - BUENOS AIRES 26 NOV - Decenas de miles de personas despidieron hoy a Diego Maradona en la Casa Rosada, a la que asistieron no sólo fanáticos y admiradores, sino también políticos, artistas y deportistas, en una jornada también cargada por incidentes entre la policía y gente que quiso entrar al velorio de "El Diez", y muchos de los cuales, ante la frustración por no poder hacerlo, se treparon por las rejas y entraron por la fuerza a la sede del gobierno.
    Mientras una multitud se había concentrado desde la madrugada en las afueras de la Casa Rosada para poder ingresar donde estaba el féretro cerrado con los restos del astro del fútbol argentino, pasado el mediodía se produjeron incidentes al cerrarse precisamente el acceso al público.
    Los incidentes comenzaron a las 14, cuando la Policía interrumpió la fila de personas que esperaban para ingresar a Casa de Rosada en 9 de Julio y Avenida de Mayo, a unas seis cuadras de Casa Rosada.
    Es que el gobierno intentó cerrar el acceso a la fila de ingreso por el deseo de la familia de Maradona que el velatorio termine a las 16 (hora local).
    Las decenas de miles de personas que quedaron fuera se enfrentaron enseguida con la policía, que respondió con gases lacrimógenos y balas de gomas.
    También el operativo de seguridad en el ingreso a la Casa Rosada para el velatorio de Maradona se desbordó cuando cientos de fanáticos empezaron a trepar las rejas del edificio gubernamental.
    Por ese motivo, el presidente Alberto Fernández, quien asistió al velorio con su pareja, Fabiola Yáñez, la vicepresidenta, Cristina Fernández, y parte de su gabinete, intervino y habló con las hijas del fallecido DT de Gimnasia y Esgrima La Plata para extender el velatorio hasta las 19.
    Sin embargo, la novedad de que la despedida de "El Diez" para el público se extendería no logró calmar a los admiradores que se encontraban en Plaza de Mayo, que empezaron a aglomerarse en el ingreso al Salón de los Patriotas Latinoamericanos, donde estaba el cajón con los restos del ídolo futbolístico en Argentina y en el mundo. .
    Además, algunas personas trataron de acercarse al cajón hasta que intervinieron las hijas del ídolo, que con lágrimas en los ojos le pidieron calma a los fanáticos, mientras, y luego decidieron retirar el féretro de la sala donde se realizaba la ceremonia.
    En ese marco, hubo dentro de la propia Casa Rosada llegaron gases lacrimógenos que habían arrojado las fuerzas de seguridad en el exterior Otras personas ingresaron al Patio de las Palmeras y empezaron a mojarse en las fuentes de la sede de gobierno.
    Ante el caos e incertidumbre, Alberto Fernández y su jefe de Gobierno le pedían calma a la gente desde el balcón de la Casa Rosada, pero el descontrol seguía dentro y fuera de la sede del gobierno.
    Luego de que el ingreso a la Casa Rosada se desbordara y los fanáticos que querían despedir a Diego Maradona empezaron a trepar las rejas exteriores del palacio de Gobierno, el Poder Ejecutivo informó la suspensión momentánea de la ceremonia.
    Además, por los incidentes, los organizadores trasladaron el féretro desde el Salón de los Patriotas Latinoamericanos al Salón Pueblos Originarios, donde más temprano se había realizado la ceremonia íntima de los familiares.
    El cajón quedó rodeado por personal del Ejército (ANSA).
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA