En Milán celebra el "rossonero"

Dos goles de Ibrahimovic para que festeje Milan (foto: ANSA)
19:15, 17 octMILANRedacción ANSA

   (ANSA) - MILAN, 17 OCT - Con dos goles del sueco Zlatan Ibrahimovic, Milan venció 2-1 a Inter, que descontó por intermedio del belga Romelu Lukaku en el "Derby della Madonnina", y quedó como único líder del campeonato italiano al ponerse en marcha la cuarta fecha.
El "rossonero" de Stefano Pioli ganó cuatro de cuatro jugados y refrendó su gran momento tras haber sido el equipo que tuvo el mejor cierre de temporada tras el receso forzado por la pandemia de Covid-19, que hoy vuelve a decir presente en el "Calcio" y en la vida cotidiana.
Un fantasma que se agita y que no parece asustar a Milan, pese a que pasó algunos sobresaltos al final del clásico que empezó a ganar a los 13' y sentenció tres minutos después con goles de un Ibrahimovic apenas recuperado tras contagiarse el virus por segunda vez.
Lukaku, a los 29', puso a tiro del empate al "nerazzurro" de Antonio Conte, que dilapidó un par de chances en tiempo de descuento y se fue con las manos vacías de San Siro, hasta donde acudió un nutrido grupo de simpatizantes de ambos equipos con barbijo, pero sin mantener la distancia social recomendada.
Al final festejaron los de Milan, que con 12 puntos manda en la tabla en soledad con puntaje ideal tras la derrota por 4-1 que sufrió Atalanta, con el que hasta hoy compartía la cima del campeonato, a manos de un Napoli que se sumó a la pelea.
No sin haber sufrido antes como sufrió su equipo para sostener la ventaja y celebrar su primera victoria en un clásico por el campeonato después de cuatro años y nueve meses sin halagos y para que Pioli festeje por primera vez en un derby en toda su carrera.
Un técnico que en la víspera reconocía su pasado como fanático de Inter en sus épocas de niño y que hoy condujo al Milan a la cima del campeonato de la que no disfrutaba desde hacía ocho temporadas, pues no ocupaba esa posición desde el 1 de abri de 2012.
Hoy, Milan rindió su primer gran examen y aprobó con una apuesta corajuda en un partido que terminó sufriendo ante un Inter que falló dos veces frente al arco en tiempo de descuento, se quedó sin nada y marcha ahora a cinco puntos de la cima.
Un duro golpe antes del duelo que jugará el miércoles con Borussia Monchengladbach por la Champions en este mismo escenario en el que hoy pudieron darse cita apenas unos mil espectadores debido al estricto protocolo sanitario.
Un marco que no se merecía este duelo, pero que imponen los tiempos de pandemia, sobre todo frente al rebrote que se registra en todo el país y en Europa y al que el "Calcio" no escapa, como reflejan los positivos que registran varios equipos de primera división.
La victoria llegó de los pies de Ibrahimovic, quien apenas recuperado de su segundo contagio tuvo apenas un entrenamiento previo y se cobró revancha de aquella derrota previa en el clásico que Milan ganaba por 2-0 y terminó perdiendo por 4-2 cuando chocaron en febrero.
El sueco marcó el primero de penal tras una falta que le cometieron y al capturar el rebote del esloveno Samir Handanovic, que le adivinó la intención, pero no pudo conjurar su segundo remate para el 1-0 parcial, así como tampoco cuando convirtió el segundo tres minutos después en un contragolpe iniciado por el portugués Rafael Leao.
Sorpresa que no podía ocultar Conte con gesto contrariado hasta que Lukaku volvió a poner en carrera a Inter a poco de cumplirse media hora de juego, aunque los errores en el mediocampo, donde el chileno Arturo Vidal fue titular, le impidieron emparejar el trámite.
Si bien Inter contó con algunas opciones antes del final del primer tiempo, dos de ellas a través del argentino Lautaro Martínez, el ingreso del danés Christian Eriksen en el complemento parecía ser la llave del "nerazzurro" para llegar al empate.
De sus pies nació un pase profundo a los 74' para el goleador belga, que cayó en el área mientras Gianlugi Donnarumma hacía señas de no haberlo tocado al árbitro Maurizio Mariani, que señaló el punto del penal, pero volvió sobre sus pasos advertido por el VAR.
Ya en tiempo de descuento y con el chileno Alexis Sánchez en cancha, Lukaku tendría otras dos opciones para decretar la igualdad, pero falló en la puntada final y Milan pudo desahogar el grito de festejo espantando los fantasmas de aquel clásico anterior que se le escapó cuando parecía asegurado.
"Estoy satisfecho porque derrotamos a un gran equipo y supimos sufrir", resumió Pioli tras el partido al reconocer que Milan ganó con susto y que "el camino es largo" hasta el final del campeonato como para ilusionarse demasiado.
"Es lindo oír hablar de 'scudetto' y si bien soy positivo, a mi entender hay tres o cuatro equipos que inviertieron más en refuerzos y llegan con más chances", destacó el Dt al elogiar a Ibrahimovic, la figura de Milan que "hizo un aporte fundamental una vez más".
"Generamos muchas situaciones claras, pero no tuvimos la suerte que ellos sí tuvieron", se lamentó su colega Conte, al afirmar que la derrota llegó "tras dos desatenciones", aunque precisó que "contamos con opciones como para al menos empatar".
"Quedar dos goles abajo ante un rival como Milan es complicado, pero repito hicimos méritos como para llevarnos al menos un punto. No es la primera vez que nos pasa esto de generar situaciones y no concretarlas. Debemos ser más cínicos", completó Conte.
La derrota aleja de la pelea momentáneamente al subcampeón del "Calcio", mientras que Lazio, tercero en el pasado campeonato, atraviesa por idéntica situación luego de su contundente revés en campo de Sampdoria por 3-0.
Fabio Quagliarella a los 33', de Tommaso Augello a los 41' y del danés Mikkel Damsgaard a los 74' decretaron el triunfo merecido del equipo comandado por Claudio Ranieri ante el de Simone Inzaghi, que no buscó excusas y asumió la responsabilidad.
"No jugamos un partido perfecto. Concedimos demasiado al rival y logramos concretar las jugadas de riesgo que generamos, pero tenemos que mejorar", admitió Ranieri, según el cual el objetivo en esta temporada es sumar la mayor cantidad de puntos posibles para no tener que sufrir al final del torneo.
"No hay excusas para explicar esta derrota. Ellos jugaron un gran partido y son justos vencedores. Nosotros fallamos demasiado", comentó por su parte Inzaghi al destacar que "por suerte el martes tenemos la posibilidad de revancha", dijo sobre el duelo con Borussia Dortmund en el Olímpico de Roma por la Champions.
El martes también, pero en campo del Dynamo Kiev, saldrá al ruedo Juventus, que hoy visitaba al colista y ascendido Crotone sin Cristiano Ronaldo, que regresó de Portugal contagiado con Covid-19 tras disputar un partido con su selección (0-0 con Francia, faltó ante Suecia) por la Nations League. (ANSA)

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA

archivado en