El "Calcio" vuelve con público

El público vuelve a la canchas en Italia en forma gradual (foto: ANSA)
18:14, 19 sepROMARedacción ANSA

    (ANSA) - ROMA, 19 SEP - El gobierno homogenizó finalmente un criterio y el campeonato italiano de fútbol que se puso en marcha hoy con dos adelantos contará con la presencia de hasta 1.000 aficionados por partido.
    Los estadios donde se juegue este domingo podrán abrir sus puertas para el ingreso de esa cantidad de espectadores, que se aplicará para todos por igual tras la autorización aprobada en la víspera para las competencias deportivas al aire libre.
    Un anuncio que llegó de boca del ministro de Deportes, Vincenzo Spadafora, que permite disputar las semifinales del Masters 1000 de tenis de Roma con público en las gradas y que generó alguna controversia. "Homogeneidad y respeto", reclamaba la Liga de la Serie A al conocerse la noticia que llevó a las autoridades de algunas regiones a anticipar sus intenciones de reabrir sus escenarios deportivos, mientras otras esperaban por mayores precisiones.
    Finalmente, el gobierno optó por aprobar que la medida se aplique en todas las canchas hasta el 7 de octubre, cuando se realizará una evaluación de la situación con la posibilidad de ampliar ese cupo si todo sale bien.
    "Estoy de acuerdo con la apertura, pero no entiendo por qué sólo se aplica en los partidos de la Serie A", advirtió Gabriele Gravina, presidente de la Federación Italiana de Fútbol (FIGC), haciendo oír el reclamo de otras categorías.
    Gravina destacó que "el protocolo de seguridad es el mismo para todos" y Spadafora respondió: "Algunas críticas me provocan risa. Los mismos que me acusaban de ocuparme sólo de los demás deportes dejando de lado a la Serie A, ahora me acusan de hacer lo contrario".
    Desde el gobierno aclaran que a partir de la próxima semana se comenzará a trabajar para que las mismas medidas adoptadas para los partidos de primera división se hagan extensivas a los torneos de la Serie B y C.
    Quienes no parecen estar de acuerdo con la apertura limitada de los estadios son los fanáticos de Atalanta, que tiene su sede en Bergamo, la ciudad más afectada de Italia por la pandemia de Covid-19.
    "O todos o ninguno", se leía en una bandera colocada en las adyacencias del estadio de Atalanta que se completaba con la frase: "Capacidad reducida, una nueva cagada de un fútbol enfermo".
    Por lo visto, se decida en uno u otro sentido, siempre alguien se dice descontento y todo es motivo para la discusión, un "deporte" casi tan popular en Italia como el fútbol mismo.(ANSA).
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA

archivado en