Un comienzo "a la italiana"

Fiorentina y Torino abren el fuego en Florencia (foto: ANSA)
11:47, 19 sepMILANRedacción ANSA

    (ANSA) - MILAN, 18 SEP - "La situación que estamos viviendo a poco de comenzar un nuevo campeonato es surrealista", se quejó Luigi De Siervo, administrador delegado de la Liga de Serie A, en la víspera del inicio de una nueva temporada del fútbol italiano.
    La referencia apunta a la decisión de las autoridades de Emilia-Romagna de permitir la presencia de público en los estadios de ese región tras el anuncio efectuado por el gobierno unas horas antes.
    Anuncio que llegó de boca del ministro de Deportes, Vincenzo Spadafora, y que contempla que se habilite hasta un máximo de 1.000 espectadores en las competencias a aire libre como sucederá a partir de la semifinales en el Masters 1000 de Roma.
    Pero lo que los organizadores del tradicional torneo de tenis consideraron como una excelente noticia y las autorides de Emilia-Romagna tomaron al pie de la letra, generó confusión en muchos otros, como De Siervo.
    "La Liga de Serie A pide el respeto que merece esta industria y los aficionados y claridad lo antes posible sobre la anunciada reapertura de los estadios, aún siendo parcial y condicionada", afirmó el dirigente.
    Para resumir el cuadro de situación, De Siervo aseguró que hoy "reina el caos" y recordó de paso que "en julio presentamos un protocolo de seguridad de más de 300 páginas".
    "En el mismo solicitábamos la reapartura parcial de los estadios con la mayor seguridad posible, detallando para cada uno de ellos la modalidad de ingreso, permanencia y egreso de los aficionados", destacó.
    La decisión de las autoridades de Emilia-Romagna de tomar al pie de la letra el anuncio del gobierno y permitir hasta un máximo de 1.000 espectadores se aplicaría en dos partidos de la primera fecha: Parma-Napoli y Sassuolo-Cagliari.
    Ambos se jugarán el domingo, al igual que el que animará Genoa ante el ascendido Crotone y el que jugará el campeón Juventus en Turín frente a Sampdoria estrenando el título que repitió por novena vez en la pasada temporada.
    Los dos que abrirán el fuego el sábado los jugarán Fiorentina y Torino en Florencia y Hellas frente a la Roma en Verona, quedando para el lunes Milan-Bologna y cerrando el miercoles: Benevento-Inter, Udinese-Spezia y Lazio-Atalanta, el destacado.
    El puntapié inicial lo darán Fiorentina y Torino en el Artemio Franchi, duelo de cara al cual el técnico del equipo de Florencia, Giuseppe Iachini, aclaró: "Comenzamos donde terminamos".
    "El objetivo con el que partimos es el de clasificarnos a las Copas europeas y esperamos empezar con el pie derecho", advierte Iachini al apuntar al décimo puesto que alcanzó Fiorentina en el campeonato pasado.
    "Torino es un equipo organizado y debemos estar concentrados al máximo", agregó a pedir especial atención para Andrea Belotti, goleador del "granate" al que él mismo hizo debutar cuando entrenaba Palermo y el delantero tenía 18 años.
    Para contrarrestar, Fiorentina cuenta con Federico Chiesa, quien permanentemente es mencionado como candidato a partir en cada mercado de pases. "Ahora debe pensar que se queda con la cabeza y con el corazón aquí", dijo al respecto Iachini.
    Otra carta de triunfo es el francés Franck Ribery, "un jugador muy importante cuyas energías debemos regular con inteligencia dada su edad para que pueda darnos lo mejor de sí cada semana", aclara.
    Pasado en Fiorentina tiene Marco Giampaolo, que debutará como técnico del Torino, "un club distinto en el que sientes que eres parte de algo extraordinario cada vez que ingresas al estadio Filadelfia", asegura. "Aún cuando no se puede explicar con palabras, se necesitará tiempo para realizar un cambio radical, pero veo que los muchachos tienen mucha predisposición y eso me da confianza", afirma sobre el opaco cierre en la temporada anterior.
    Torino terminó penando acosado por el descenso en el último campeonato en el que también sufrió Giampaolo, despedido del Milan a poco de iniciarse y quien estuvo un año desocupado.
    "No podría decir para qué estamos todavía porque apenas disputamos tres amistosos, pero no busco excusas. En Florencia debemos jugar con orgullo y responsabilidad, concientes de la historia de este club", advierte.
    Incertidumbre, pero relacionada con el futuro del bosnio Edin Dzeko, que firmará con Juventus, tiene el portugués Paulo Fonseca, técnico de la Roma que lo convocó de todos modos para el duelo en Verona frente a Hellas.
    Dzeko se embarcó con el plantel "giallorosso" para el que debería ser su último partido con el equipo de la capital antes de viajar a Turín el domingo para someterse a los estudios médicos de rigor para luego incorporarse a Juventus.
    El destino quiso que el bosnio posiblemente juegue el primer partido del torneo con la Roma y el siguiente con el equipo que hoy entrena Andrea Pirlo, que enfrentará al de Fonseca el domingo 27 de septiembre por la segunda fecha.
    "Dzeko hoy es jugador de la Roma y jugará ante Verona", afirmó el portugués, que espera poder sacarle el jugo hasta último momento al bosnio y recuperar al inglés Christopher Smalling, que jugó a préstamo de Manchester United.
    Al parecer, ambos clubes acordaron que siga en la Roma y el propio jugador también quiere hacerlo. "Hablé con él ayer (jueves) y me dijo que desea regresar. Nosotros también queremos que vuelva", comentó Fonseca.
    Dos con destino de partida son el argentino Federico Fazio y el brasileño Juan Jesús, que no serán mañana de la partida ante el Verona del croata Ivan Juric, quien considera favorito a su rival de turno pese a que jugará como local.
    El "Calcio" reinicia para alegría de los amantes del fútbol y a pesar de las discusiones, tan típicas en Italia. (ANSA).
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA

archivado en