Bundesliga reinicia con público

Premier League y Serie A debaten el tema con los gobiernos

La Bundesliga se reinicia con público (foto: ANSA)
16:37, 15 sepBERLINRedacción ANSA

    (ANSA) - BERLIN, LONDRES Y ROMA, 15 SEP - La Bundesliga fue la primera en reanudarse en tiempos de pandemia, la primera en completar su temporada interrumpida y será también la primera de las grandes Ligas de Europa con público en los estadios.
    El torneo cuyo campeón es también el nuevo campeón de Europa, Bayern Munich, reabrirá las canchas a los espectadores por un lapso de seis semanas y hasta un 20 por ciento de su capacidad a modo de prueba piloto.
    En ese lapso, el torneo que se pondrá en marcha este viernes con el duelo entre Bayern Munich y Shalke 04 hará una evaluación de la situación en función de la evolución de la pandemia para mantener o incluso ampliar esa capacidad a futuro.
    Dependerá de lo que suceda entre tanto, según acordaron hoy el gobierno central alemán y las autoridades regionales al consensuar esta posibilidad que se hará extensiva también a deportes como el básquetbol y el handball.
    La experiencia tras la reanudación de las actividades en el fútbol pareció ser alentadora y correcto el protocolo de seguridad sanitaria aplicado, que abarcará también ahora al público presente.
    La distancia social mínima de 1,5 metros estará vigente en las gradas para evitar contagios, así como el barbijo, que será de uso obligatorio, mientras que el ingreso y egreso a los estadios será escalonado para evitar aglomeraciones.
    La venta de entradas será nominal para poder rastrear de modo más efectivo cualquier tipo de transmisión del virus entre los espectadores y adoptar las medidas que fuesen necesarias en ese caso.
    No se venderán, como solía ocurrir en épocas previas a la pandemia, bebidas alcoholicas en las canchas, a las que le estará estrictamente prohibido el ingreso a aquellos aficionados que concurran "entonados" o en estado de ebriedad.
    La experiencia de la Bundesliga representa una señal de esperanza para el resto de las grandes Ligas europeas como la Premier League, que se puso en marcha el pasado fin de semana a puertas cerradas.
    Esto debido a que los clubes rechazaron la propuesta del gobierno británico de habilitar el ingreso de público a los estadios hasta un máximo de mil espectadores, aunque las negociaciones no se interrumpieron entre las partes.
    Según informa la BBC, esta semana los dirigentes de la Premier League se encontrarán con representantes de Downing Street para definir un plan de acción que se aplicaría a partir del 1 de octubre.
    En nombre del gobierno que preside el primer ministro Boris Johnson, quien se recuperó tras contagiarse el Covid-19 y nunca ocultó su deseo de abrir las puertas del fútbol al público, estará el secretario de Estado para el Deporte, Oliver Dowden.
    Los 20 clubes que participan en la Premier League afirman que las pérdidas ascienden a 100 millones de libras esterlinas (unos 120 millones de euros) mensuales si los partidos se juegan a puertas cerradas.
    A diferencia del fútbol, que consideró que el tope de mil espectadores por partido no representa cambio algunos, otras disciplinas como el rugby aceptaron ese límite.
    El gobierno, según anticipa el Times, no estaría dispuesto a elevar demasiado el cupo y se mantendría en su postura de que sean entre 1.000 y 2.500 a lo sumo los aficionados que puedan concurrir.
    Cifra establecida en función de la evolución de la pandemia en el país que, según afirman muchos dirigentes del fútbol, resulta escasa y de mantenerse a lo largo de toda la temporada generaría un verdadero "desastre" a nivel financiero.
    Las medidas de seguridad que deberían adoptarse para permitir esa cantidad de público resultarían muy costosas y la experiencia, aducen, sólo terminaría provocando mayores pérdidas a los clubes.
    Un escenario similar en Italia, donde la Serie A iniciará una nueva temporada el próximo fin de semana por ahora sin público, pese a que algunas regiones se mostraron dispuestas a reabrir las puertas de los estadios.
    Mientras se intenta desatar ese nudo, la Federación Italiana de Fútbol (FIGC) que preside Gabriele Gravina elevó un pedido a las autoridades de gobierno y al Comité Técnico Científico a cargo de dictar las normas del protocolo de seguridad.
    Los clubes del "Calcio" reclaman una menor cantidad de test de Covid-19 obligatorios, que actualmente se realizan cada cuatro días a todos los jugadores de los planteles profesionales con el costo que eso significa, según aducen.
    "Es insostenible", destacó Gravina, al reclamar un nuevo protocolo a poco de iniciarse el campeonato como primera medida, antes de sentarse a dialogar con el gobierno sobre la reapertura de los estadios al público.
    Gravina participó la semana pasada de una reunión con el presidente del Consejo de Ministros, Giuseppe Conte, en la que también estuvo presente el titular de la FIFA, Gianni Infantino, quien reconoció que "el fútbol, sin hinchas, no es lo mismo".
    Sin embargo, el propio Infantino reiteró que la salud pública sigue siendo la prioridad, mientras Conte repetía que antes de reabrir las canchas, lo primordial para su gobierno es reabrir las escuelas para que los alumnos vuelvan a clases.
    "No queremos insistir. Hemos presentado nuestro proyecto a la espera de que sea compartido por el Comité Técnico Científico para que la política autorice la reapertura de los estadios", comentó Gravina.
    También la Liga Española se reanudó sin público el pasado fin de semana, mientras que la Supercopa de Europa, cuyo título dirimirán el 24 de septiembre en Budapest Bayern Munich y Sevilla, será presenciada por 20.000 espectadores.(ANSA).
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA

archivado en