El descenso tan temido

Hellas Verona, rival de Genoa en la ultima fecha (foto: ANSA)
16:08, 01 agoROMARedacción ANSA

    (ANSA) - ROMA, 1 AGO - Hellas Verona y Parma, dos equipos que no pelean por nada en el campeonato, serán los que decidan el último descenso cuando visiten este domingo a Genoa y a Lecce, respectivamente, en la última fecha.
Apenas un punto separa a los equipos que luchan por no acompañar a los ya descendidos Spal y Brescia (que hoy se despidió con un empate ante Sampdoria en el arranque de la jornada) y la tensión es muy alta.
En Génova aparecieron pintadas amenazantes en la víspera relativas a la situación que atraviesa el "Grifone" de Davide Nicola, lo que habla a las claras del clima en la previa de un partido trascendental para los dueños de casa.
Más aún cuando el croata del Verona, Ivan Juric, advierte: "Pretendo que los muchachos se tomen muy en serio este partido y lo jueguen con al ánimo correcto y la mayor atención. Los que amamos el fútbol debemos honrar estos compromisos".
Una especie de advertencia para quienes podrían suponer que el equipo de Verona saldrá relajado a la cancha, tal como descarta Juric, según el cual "cualquier otra cosa que no sea compromiso, sólo podría generarme fastidio".
Para el técnico croata mandar al descenso a Genoa sería una mueca del destino pues, como recuerda "pasé nueve años en el club del que arribaron varios jugadores esta temporada", razón por la cual admite "es lógico que alguna sospecha exista".
Para despejarla, Juric reitera: "Puedo asegurarles a todos que nosotros iremos a Génova a jugárnosla hasta el final. De todos modos, reconozco que las sospechas me dan asco" y detaca que "en el extranjero nadie pensaría en algo así".
Habrá que ver con que ánimo llega Genoa a este partido decisivo tras la derrota por 5-0 que sufrió a manos de Sassuolo entre semana y que le permitió a Lecce, vencedor de Udinese por 2-1, mantener viva la esperanza hasta la última jornada.
Nicola, que cuando llegó al club encontró al "Grifone" último en la tabla, debió trabajar en estos pocos días más en el plano moral y psicológico de sus jugadores que en la táctica del partido en sí.
La tensión en la previa llevó a Genoa a "acuartelarse" antes del choque con Hellas para concentrarse sólo en eso y se reflejó también en la decisión del técnico Nicola de no ofrecer la conferencia de prensa habitual.
Como si algo más faltara para alimentar las sospechas, el mediocampista portugués Miguel Veloso, del Verona, está casado con Paola Preziosi, la hija de Enrico Preziosi, presidente del Genoa.
Para compensar, hubo quienes apuntaron por estos días a la cercanía territorial de Daniele Faggiano, director deportivo del Parma, con Lecce, pues es salentino y su familia vive en la ciudad que es sede del equipo rival.
Casi a modo de "descargo", el técnico del Parma, Roberto D'Aversa, anticipó: "Queremos cerrar la temporada del mejor modo", aún cuando su equipo sufrirá bajas por lesión o sanción que también dan lugar a suspicacias sin dudas innecesarias.
"La idea es terminar lo más arriba que sea posible", afirma D'Aversa al admitir: "Sabemos muy bien en qué situación se encuentra Lecce, pero nosotros podemos alcanzar al Verona si ganamos y ellos pierden".
"Cabeza y corazón", pide su colega del Lecce, Fabio Liverani, que pretende que su equipo piense sólo en el partido tras el cual "habrá tiempo después para mirar la clasificación final", asegura.
Al igual que Genoa, Lecce se juega la temporada a suerte y verdad en una última mano y necesita ganar para soñar con seguir en primera, siempre y cuando Verona logre restarle algún punto al equipo que lo precede en la tabla.
Liverani pretende que sus dirigidos salgan a la cancha con la misma predisposición que lo hicieron en Udine, de donde se trajeron tres puntos claves para soñar con la salvación hasta la fecha decisiva.
"Con Udinese jugamos como quiero que lo hagamos mañana: con cabeza y corazón. Creo que merecimos algún punto más en varios partidos, pero aún estamos en condiciones de pelear y lo vamos a hacer", promete.
"Tenemos que dejar en la cancha lo que cada uno de nosotros lleva dentro. Muchos de los muchachos están apretando los dientes por la ansiedad de salir a jugar", destacó al reconocer que la ausencia de público será otro elemento a superar.
"Para nosotros, no poder contar con los 20.000 fanáticos que hubiesen venido a alentarnos no es un dato menor, como lo fue en los partido que jugamos a puertas cerradas desde la reanudación, pero debemos superar también eso", aclara.
También Liverani debe superar bajas por lesión o por sanción que sufrirá en este partido, incluidos el argentino Nehuén Paz y el brasileño Farias, cuyo compatriota Gabriel intentará volver a erigirse en héroe bajo los tres palos.
"Nosotros debemos ganar aún cuando sabemos que no dependemos de nosotros mismos. Nuestro rival y el de Genoa no juegan por nada, pero de todos modos ambos partidos serán complicados. Cuando terminen, sabremos qué pasó", completó el DT de Lecce.
Tres puntos separan a Hellas y Parma, que llegan a la última fecha con el único compromiso de cerrar del mejor modo posible una temporada inédita desde todo punto de vista y serán jueces de una definición que mantendrá la tensión hasta el último minuto.(ANSA).

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA

archivado en