Adiós Gigi Simoni

Murió Gigi Simoni (foto: ANSA)
13:46, 22 mayPISARedacción ANSA

     (ANSA) - PISA, 22 MAY - El fútbol italiano se viste de luto hoy por la muerte de Gigi Simoni, recordado ex entrenador del Inter, entre tantos otros clubes, que falleció a los 81 años de edad en Pisa a raíz de una larga enfermedad.
El deceso de Simoni se produjo en la medianoche del jueves en el hospital Cisanello de Pisa y fueron sus familiares los que dieron a conocer la triste noticia mediante un breve y sentido comunicado.
"Gigi nos dejó. Se marchó un caballero, un raro ejemplo de estilo y sobriedad. A su lado estuvieron hasta el último momento su esposa Monica y su hijo Leonardo", rezaba la nota al anunciar su fallecimiento.
Simoni, que fue técnico de Inter en la época en la que jugaba el brasileño Ronaldo y de la mano del cual el club "nerazzurro" logró su primer título en la era de Massimo Moratti, estaba enfermo desde hacía un año.
En junio de 2019 había sido internado y en los últimos días su estado de salud empeoró.
El "Calcio" lo recuerda hoy como un gran entrenador, pero por sobre todo como el gran hombre que fue e Inter lo llora porque "fue uno de los grandes protagonistas en la historia del club", afirmó Moratti al lamentar la noticia de su partida.
"Ganó una Copa UEFA (en la temporada 1997-98, en la que resultó elegido como el mejor en su puesto, Ndr) y le impidieron festejar un 'scudetto' que hubiese merecido", recordó también el ex presidente y propietario del club "nerazzurro".
En diálogo telefónico con ANSA, Moratti destacó la personalidad de Simoni, "un caballero por quien siempre sentí un gran afecto y admiración y cuya partida me provoca un inmenso dolor", aseguró.
"No deja hoy, un 22 de mayo, la fecha más 'interista' de todas", destacó por su parte Inter en un comunicado que alude a la triple corona conquistada hace una década por el equipo que comandaba el portugués José Mourinho.
Hace exactamente 10 años, el "nerazzurro" que logró el "scudetto" y la Copa Italia en esa misma temporada, alzaba la "Champions" en el mismísimo Santiago Bernabéu derrotando por 2-0 al Bayern Munich con dos goles de Diego Milito.
Un plantel que también integraban los argentinos Walter Samuel, Esteban Cambiasso y Javier Zanetti, capitán de aquel equipo y hoy vicepresidente de un Inter que lamenta la partida de uno de sus grandes referentes.
"Lo vamos a extrañar por su forma de ser, de vivir y de sentir el fútbol", comentó el club en un comunicado en el que recuerda aquel 1997 cuando Simoni se hizo cargo del equipo al que también arribaba el "Fenómeno" Ronaldo.
"Simoni encarnó el espíritu más genuino de Inter y permanecerá por siempre en nuestros corazones", agrega la nota que también recuerda aquella Copa UEFA conquistada bajo su mando en el Parque de los Príncipes.
Trofeo que llegó con una memorable goleada frente a Lazio gracias a los tantos aportados por Ronaldo, Zanetti y el chileno Iván Zamorano, que quedarán grabados para siempre en la memoria de los aficionados "nerazzurri".
"Una noche dulce y mágica", recuerda Inter al lamentar la partida de "una persona maravillosa a la que jamás olvidaremos y recordaremos con su cabello canoso sonriendo en el banco de suplentes viendo a Ronaldo hacer de la suyas", agrega.
"Fue uno de los técnicos más amados y respetados y por eso hoy el fútbol lo llora", coincide la Liga de la Serie A al expresar su tristeza por la desaparición de "un gran referente del Calcio".
"Queremos expresar nuestras más sinceras condolencias a los familiares por la partida del amado Gigi, uno de los máximos protagonistas en la historia del fútbol italiano", completó la Liga de primera división.
También recuerda su vasta carrera como entrenador tras haber "colgado los botines" en 1974 con Genoa, el primer equipo al que dirigió cuando se retiró después de haber jugado también en Juventus, Napoli, Torino, Brescia y Mantova.
Mucho más extensa la lista de equipos que entrenó, todos italianos a excepción del CSKA Sofía de Bulgaria, con algunos de los cuales logró el record de ascensos a primera división: siete. El octavo lo conquistó con Carrarse en 1992, en tercera.
Pisa, club homónimo de la ciudad que hoy despide al técnico nacido en Bologna, fue uno de esos que logró el "boleto al paraíso del Calcio" de la mano de Simoni, con el que ascendió dos veces a la elite del fútbol italiano.
"Es un día triste para todos nosotros porque se ha ido una persona que forma parte de nuestra historia y de nuestros recuerdos más felices. A pesar de los años, podemos recitar de memoria la formación de aquellos equipos que dirigió".
"Nos dejó un grande", coincidió Gabriele Gravina, presidente de la Federación Italiana de Fútbol (FIGC), al recordarlo como "un hombre serio y apasionado que supo distinguirse por su corrección y profesionalismo en todas las categorías".
Algunos recuerdan hoy también que sólo una vez lo vieron perder la paciencia, cuando a Inter se le escapó el "scudetto" de las manos en 1998 que según todos merecía tras perder un duelo directo con Juventus.
Un partido que tuvo una jugada polémica por una infracción de Mark Iuliano sobre Ronaldo que, de haber sido sancionada con penal pudo haber cambiado la historia, pero que Piero Ceccarini no sancionó.
Simoni perdió su habitual compostura y lo insultó furioso ganándose una expulsión inédita. Muchos años después lamentaría la tardía irrupción del VAR asegurando que si hubiese existido en aquellos tiempos "Inter hubiera sido campeón".
Apenas una anécdota más de un hombre que dejó su huella en un fútbol que hoy lo despide con dolor y con gratitud.(ANSA).

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA

archivado en