Hacia un recorte salarial

Barcelona avanza hacia un drástico recorte salarial a sus planteles (foto: ANSA)
15:52, 25 marMADRID y PARISRedacción ANSA

    (ANSA) - MADRID y PARIS, 25 MAR - La idea de un recorte salarial para paliar los efectos económicos del coronavirus avanza en las principales Ligas de Europa a un ritmo casi tan sostenido como el de la pandemia mundial.
    Entre los clubes de la Liga Española se destaca Barcelona, que evalúa la opción con los capitanes de sus seis equipos profesionales, no sólo el de fútbol comandado por el argentino Lionel Messi.
    En la discusión también participan los representantes de los planteles de fútbol femenino (Vicky Losada), básquetbol (el crota Ante Tomic), handball (Víctor Tomás), futsal (Sergio Lozano) y hockey sobre patines (Aitor Egurrola).
    Según informa hoy "As", todos ellos debatieron con sus compañeros la posibilidad antes de dar una respuesta a la propuesta de los dirigentes "blaugranas" de un drástico recorte.
    Messi, el jugador mejor pago del planeta y cuya renovación de contrato era uno de los temas que le quitaba el sueño al club catalán antes de que todo estallara, ya había expresado hace algunos días su consentimiento.
    Según "As", la reducción salarial sería significativa, aunque no se sabe en qué porcentaje y el plantel está debatiendo si sigue o no los pasos del astro argentino.
    El presupuesto "blaugrana" en materia de salarios para la temporada 2019-20 asciende a unos 507 millones de euros, cifra que podría parecer desorbitante para cualquier mortal, pero que representa un 3 por ciento menos que la del año precedente.
    Claro que cuando el club presidido por Josep María Bartomeu estableció esa cantidad la situación era bien distinta a la de hoy en la que la pandemia de Covid-19 está provocando estragos también en materia de finanzas.
    Como muestra basta pensar con los 374 millones de euros que Barcelona tenía previsto sumar por ingresos comerciales, cifra que difícilmente alcance en la actual situación.
    Frente a este escenario, la Federación Española de Fútbol (RFEF) decidió poner a disposición de los clubes de primera y segunda división "una línea de crédito" de 500 millones de euros con cinco o seis años de gracia.
    Así lo anunció el presidente de la entidad, Luis Rubiales, quien consideró que se trata de "una suma importante" al término de una videoconferencia que sostuvo con los presidentes de todas las federaciones regionales.
    Cifra que, explicó, "servirá para hacer frente a esta situación de emergencia generada por la pandemia" y aunque aclaró que "el fútbol poco importa frente a lo que está sucediendo" dijo que "debemos ayudarnos entre todos".
    Los clubes de primera y segunda división podrán solicitar hasta un máximo de 20 millones de euros cada uno y devolverlos en un período de entre cinco y seis años.
    También para los clubes que participan en los torneos de ascenso y para el futsal, deporte muy popular también en España, la idea es habilitar una línea de préstamos blandos.
    "Estamos tendiéndole una mano al fútbol profesional intentando encontrar soluciones con la Liga porque ese es un momento que demanda unir nuestras fuerzas", explicó Rubiales.
    "Si la temporada no pudiera completarse, los clubes verían afectadas sus finanzas pues no percibirían todo el dinero estipulado en los contratos por los derechos de TV", graficó.
    "La idea es que pueda completarse porque los éxitos o las derrotas deben ser fruto de lo que sucede en cancha. Volveremos apenas la situación lo permita, ni un minuto antes", advirtió.
    Con 47.000 contagiados y 3.400 muertos, España es el segundo país de Europa más afectado y el cuarto del planeta, sobre un total de 419.000 casos y más de 18.700 muertos a nivel global.
    Frente a esta situación, Rubiales puso a disposición "de las autoridades nacionales el hotel de la federación para que sea utilizado como hospital de campaña o cualquier otra función que resulte necesaria".
    La idea del recorte salarial también avanza en Francia (donde el Covid-19 provocó más de 1.100 muertes y se registran unos 22.300 casos), impulsada por el poderoso París Saint-Germain, propiedad del magnate qatarí Nasser Al-Khelaifi.
    El presidente del club que lidera la Ligue 1 se mostró favorable a una reducción salarial al plantel en el que militan el brasileño Neymar, los argentinos Mauro Icardi y Angel Di María y el uruguayo Edinson Cavani, entre otros.
    Según "L'Equipe", Al-Khelaifi intenta convencer de la necesidad de adoptar esa medida a sus pares y para ello recurrió al ejemplo del Barcelona.
    En Italia, la nación con más víctimas fatales del planeta por causa de la pandemia, hace días que circula esa hipótesis que el sindicato de futbolistas (AIC) se dijo dispuesto a evaluar cuando llegue el momento.
    "No debería ser un tema tabú", decía cuando comenzó a tomar forma la idea el ministro de Deportes, Vincenzo Spadafora, aclarando que "los problemas del país hoy por hoy son otros".
    Y vaya si los son por efecto del coronavirus y de la cuestionada falta de reflejos del gobierno para imponer una cuarentena obligatoria que pudo haber atenuado los efectos.
    Críticas que también recibió el primer ministro británico, Boris Johnson por una postura demasiado flexible frente a la grave situación a la que ni siquiera escapan la reina Isabel y el príncipe Carlos, contagiados con el virus.
    La Premier League fue una de las primeras en Europa en evaluar un recorte salarial impulsado por Manchester City y hoy los directores ejecutivos debatían elevar un pedido a los clubes el próximo 3 de abril.
    En la Bundesliga, el primero en abordar el tema fue Borussia Dortmund al anunciarle directamente a sus jugadores que deberán renunciar a un porcentaje de sus salarios sin que esto sea, al menos por ahora, materia de debate.(ANSA).
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA

archivado en