Tinelli va por más en San Lorenzo

Tinelli con el Papa Francisco (foto: ANSA)
18:49, 07 novBUENOS AIRESRedacción ANSA

    (ANSA) - BUENOS AIRES, 7 NOV - "Hemos hecho cambios maravillosos en ocho años y ojalá sea reelecto el oficialismo", afirmó Marcelo Tinelli, vicepresidente de San Lorenzo, que celebrará elecciones el 14 de diciembre.
    El popular conductor televisivo que tomó las riendas del club en 2012 y cinco años después y durante su tercer mandato dejó la presidencia por razones de salud en manos de Matías Lammens, su abogado y compañero de fórmula, quiere repetir.
    La Copa Libertadores que el "azulgrana" conquistó en 2014 por primera vez en la historia es el principal logro de sus ocho años de gestión, durante la cual San Lorenzo recuperó también los terrenos donde funcionaba su histórico estadio.
    Esta vez, Tinelli se postula como candidato a vicepresidente en una fórmula encabezada por Horacio Arreceygor, secretario general del Sindicato Argentino de Televisión (Satsaid), en una lista que también integra Lammens.
    El aún presidente "azulgrana" fue derrotado como candidato a jefe de gobierno de la Ciudad de Buenos Aires por el actual alcalde, Horacio Rodríguez Larreta, uno de los pocos que escapó a la debacle oficialista en las elecciones del 27 de octubre.
    La postulación de Lammens por la coalición opositora que consagró a Alberto Fernández como próximo presidente de Argentina, no pareció caerle en gracia a muchos fanáticos de San Lorenzo.
    La opaca campaña del equipo en la Superliga alentó el encono, además de provocar la salida del hispano-argentino Juan Antonio Pizzi como entrenador luego del traspié frente a Defensa y Justicia en el "Nuevo Gasómetro".
    Resultado que se sumó a la derrota previa en el clásico frente a Huracán y que terminó sentenciando la suerte de un Pizzi resistido por los aficionados, que hoy enfocan su fastidio en la figura de Lammens. Tal vez por eso, Tinelli decidió salir al ruedo para hablar de las próximas elecciones "en las que los socios serán los que decidirán si debemos continuar con el trabajo maravilloso que hemos hecho en el club a lo largo de estos años".
    "Hemos logrado desde la Copa Libertadores hasta la vuelta a Boedo", destacó al apuntar al barrio que identifica a San Lorenzo de Almagro, cuyo estadio actual se erige en el Bajo Flores de esta misma ciudad.
    Los hinchas sueñan con volver al predio de Avenida La Plata donde se erigía el "Viejo Gasómetro", demolido para darle paso a un hipermercado de la cadena Carrefour que funcionó hasta hace poco tiempo, y que hoy recuperó San Lorenzo.
    Pero las finanzas del club, sumando los altos contratos de refuerzos de primer nivel que incorporó a su plantel, que disputa sólo el torneo local y no tiene ingresos por participar en Copas internacionales, parecen atentar contra ese sueño. "Tenemos un plantel que demanda un mayor presupuesto y una mayor inversión y que se pensó para jugar Copas que no estamos jugando. Hay que entender esas cosas", aclaró Tinelli al referirse a esa situación financiera.
    Sobre el incremento en el costo de los contratos (en su mayoría pautados en dólares) producto de la fuerte devaluación de la moneda local, echó mano a una palabra utilizada por el gobierno saliente de Mauricio Macri: "reperfilamiento".
    Eufemismo al que el presidente argentino apeló al referirse a la imposibilidad de afrontar el peso de la deuda contraída con los organismos de crédito inernacionales en medio de una crisis socio-económica que tuvo su correlato en las pasadas elecciones.
    Como para que el escenario no se repita en San Lorenzo, Tinelli espera descomprimir el descontento con la llegada de un viejo amigo de la casa: Néstor "Pipo" Gorosito, ídolo de la parcialidad "azulgrana" y hoy entrenador de Tigre.
    "Tenemos casi todo cerrado con Gorosito. Estamos por alcanzar un acuerdo", aclaró Tinelli sobre el elegido para reemplazar a Pizzi que logró la Copa de la Superliga con el "Matador" de Victoria a pesar de haberse ido al descenso.
    "Sería ideal anunciarlo hoy o mañana, pero no podemos", explicó. "Tigre siempre tuvo la mejor predisposición para con nosotros y Pipo tiene ganas de venir", agregó sin mencionar el resarcimiento que recibiría aquel club para desprenderse del DT.
    Mientras Tinelli intenta aplacar los ánimos, en el barrio de Boedo la interna "azulgrana" está al rojo vivo con carteles en las calles que reclaman "Andate Lammens, San Lorenzo no se mancha".
    El "Santo", que viene de perder con los "Diablos Rojos" (Independiente) con Diego Monarriz como técnico interino en la última fecha, recibirá en la próxima a Argentinos Jrs, que con un presupuesto bajo es uno de los líderes de la Superliga.
    Habrá que ver cómo reciben al equipo los aficionados en el "Nuevo Gasómetro" y sobre todo cómo termina el partido para que no vuelva a arder San Lorenzo, mal que le pese al Papa Francisco, su hincha más emblemático.
    (ANSA).
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA

archivado en