"Memoria corinthiana"

El argentino Mauro Boselli festeja uno de sus dos goles frente a Fortaleza con la casaca alusiva (foto: Ansa)
12:59, 08 novRIO DE JANEIRORedacción ANSA

    (ANSA) - RIO DE JANEIRO, 7 NOV - Antisemitismo corinthiano podría bautizarse la iniciativa que el popular club paulista puso en práctica frente a Fortaleza en el "Brasileirao" para recordar la trágica "Noche de los cristales rotos".
    Los jugadores del "Timao" salieron al campo de juego con una casaca alusiva que lucía en el pecho la Estrella de David de color amarillo, similar a la que el régimen nazi le obligaba a coser en sus ropas a los ciudadanos judíos.
    La "Noche de los cristales rotos" ocurrió en la Alemania de Adolf Hitler y en Austria entre el 9 y el 10 de noviembre de 1938 y representó el inicio de las persecusiones antisemitas que derivaron en el Holocausto (Shoá).
    Pogromos ordenados por Hitler, organizados por Joseph Goebbels y cometidos por las SS, la Gestapo y las Juventudes Hitlerianas, que lincharon a ciudadanos judíos y destruyeron y saquearon sus propiedades, escuelas, hospitales y sinagogas.
    Los ataques dejaron las calles cubiertas de restos y vidrios rotos dando origen al nombre con el que se recuerda aquella trágica noche en la que casi un centenar de judíos fueron asesinados y decenas de miles detenidos y deportados.
    La "Noche de los cristales rotos" representó el inicio del mayor genocidio de la historia que dejó un saldo estimado de 11 millones de personas asesinadas, la mayoría de las cuales pertenecientes a la comunidad judía.
    A punto de cumplirse 81 años del inicio de aquella masacre, Corinthians decidió rendirle homenaje a las víctimas en el partido que disputó por la trigésimo primera fecha del campeonato frente a Fortaleza en San Pablo.
    "Una estrella para no olvidar", fue bautizada la iniciativa que intentó atraer la atención sobre el Holocausto y estuvo acompañada de una muestra fotográfica dedicada a los sobrevivientes.
    Corinthians ganó con dos goles del argentino Mauro Boselli y cortó un "ayuno" de ocho partidos sin halagos con la estrella de David impresa en su casaca conmemorativa, que será subastada a beneficio de iniciativas contra el racismo y el antisemitismo.
    El club paulista hizo historia en su momento con el surgimiento en los años 80' del movimiento bautizado como "Democracia Corinthiana", encabezado por el recordado Sócrates en plena dictadura militar brasileña (1964-85).
    La idea consistía en debatir desde el sistema de juego hasta las contrataciones y que fuese el voto igualitario de cada integrante del plantel del "Timao", del cuerpo técnico y de los dirigentes el que definiera en qué dirección avanzar.
    Hoy, el segundo club más popular de Brasil (sólo superado por Flamengo en cuanto a convocatoria), vuelve a dar una lección.
    (ANSA).
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA

archivado en