Barcelona-Real, capítulo 1 en paridad

1-1, goles de Lucas Vázquez y brasileño Malcom. El 27, revancha

Raphael Varane, de Barcelona, afronta la marca de Philippe Coutinho, del Real Madrid. 1-1 en la primera semifinal de la Copa del Rey.
Raphael Varane, de Barcelona, afronta la marca de Philippe Coutinho, del Real Madrid. 1-1 en la primera semifinal de la Copa del Rey. (foto: ANSA)
19:05, 06 febMADRIDRedacción ANSA

   (ANSA) - MADRID, 5 FEB - Barcelona y Real Madrid igualaron hoy 1-1 en el Camp Nou catalán, en el primer duelo por las semifinales de la Copa del Rey de fútbol de España, que resultó un pleito vibrante y atractivo.
    Lucas Vázquez abrió el marcador para la escuadra blanca a los 5 minutos de juego, y el brasileño Malcom, reemplazante del crack argentino Lionel Messi, igualó a los 57. El partido, sumamente atractivo y jugado ante 92 mil espectadores, tuvo momentos vertiginosos, con numerosas situaciones de peligro frente a los arcos. Los visitantes golpearon primero. El brasileño Vincius lanzó un centro pasado, que encontró mal parado a Jordi Alba, entonces apareció en el segundo palo Karim Benzema para ceder la pelota al medio y Vázquez -en formidable debut en el derby- sólo tuvo que empujarla a la red.
    A partir de ahí, Barcelona se lanzó en pos del empate y Real se mostró presto para letales y veloces contraataques.
    El travesaño le negó el gol a los locales, tras un cabezazo del suizo-croata Ivan Rakitic. El arquero costarricense Keylor Navas volvió a ahogar el grito, poco después, a los 35', al responder en gran forma ante un remate esquinado del uruguayo Luis Suárez. A los 57', el joven brasileño Malcom infló la red y selló la igualdad tras una serie de rebotes.
    Minutos después, a los 62', ingresaron Messi y el chileno Arturo Vidal en Barcelona, pero nada cambió en el marcador, el 1-1 quedó acuñado en el duelo.
    Messi no logró desequilibrar pese a su ímpetu. Tuvo una ocasión con derecha y remató un tiro libre en la barrera.
    Vinicius y Malcom, de 18 y 21 años, fueron dos figuras brasileñas del pleito con enorme futuro. La semifinal de hoy en el Camp Nou es el primero de los tres enfrentamientos en menos de un mes entre los dos grandes del fútbol de España y mundial, que volverán a medirse el 27 de febrero en semifinal de vuelta y el 3 de marzo por Liga de España, ambas en el Bernabéu.
    En el medio estarán los octavos de final de Champions, Barcelona ante Olympique Lyon y Real Madrid contra Ajax, además de la propia Liga española, que Barcelona lidera con 50 puntos, contra 44 de Atlético y 42 de Real Madrid. El inicio de etapas decisivas de temporada obligó a cautela en la previa, especialmente por el lado de Barcelona, por los problemas físicos de Messi y del atacante francés Ousmane Dembelé, ambos en duda hasta horas antes del inicio.
    El DT Ernesto Valverde se declaró el martes "partidario de no tomar riesgos cuando hay muchos partidos por delante" y aclaró que un duelo ante Real Madrid "no se puede jugar con el freno de mano", referencia a una condición física plena. Sucede que Messi, lesionado el sábado pasado en el empate 2-2 ante Valencia, y Dembelé son claves para el Barcelona actual. El argentino llevaba 29 tantos y 17 asistencias esta temporada y Dembelé 13 y 5, aunque Barcelona recordó que el último duelo de Liga, con Messi lesionado, aplastó 5-1 a un Real Madrid que, es cierto, estaba en crisis.
    Fue tan así que el presidente Florentino Pérez despidió al DT Julen Lopetegui y lo reemplazó con el argentino Santiago Solari, que era DT del filial Castilla, y que tuvo un comienzo incierto, pero se recuperó en las últimas semanas, de la mano de Vinicius.
    La otra semifinal de ida será animada mañana jueves entre Betis y Valencia, que volverán a medirse el 28 próximo para definir el boleto a la final que se jugará a partido único el sábado 25 de mayo de 2019 en el Benito Villamarín de Sevilla, estadio de Betis. (ANSA).
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA

archivado en