Inter a todo o nada

Icardi ya festejó ante Juventus este año (foto: ANSA)
16:48, 05 dicTURINRedacción ANSA

     (ANSA) - TURIN, 5 DIC - "No firmo el empate, queremos ganar", resumió el argentino Mauro Icardi, capitán de un Inter que está obligado a hacerlo este viernes en casa del líder Juventus si pretende mantenerse en carrera por el "scudetto".
    Si bien es cierto que van apenas 14 fechas y el camino por recorrer sigue siendo largo, los 11 puntos que separan a uno del otro (con Napoli en medio de ambos) resultan por demás elocuentes sobre las necesidades de cada cual.
    Por eso, para el "nerazzurro" de Luciano Spalletti será vital ganar esta edición del "Clásico de Italia" en casa del líder invicto del torneo e Icardi podría ser la llave para abrir ese tesoro.
    Si la balanza se inclina en favor del equipo de Massimiliano Allegri, que contará con el astro portugués Cristiano Ronaldo como carta de triunfo, el título del "Calcio" volverá a quedar más cerca de Turín, como en las últimas siete temporadas.
    Icardi es un especialista en amargarle la velada a Juventus y sus ocho goles en el torneo respaldan sus ambiciones, aún cuando el luso le lleva dos de ventaja en esa puja y manda en la tabla de artilleros junto con el polaco Krzysztof Piatek, del Genoa.
    La última vez que Inter festejó en el Juventus Stadium, y no fue la única, se remonta al 3 de noviembre de 2012, aunque de aquel equipo "nerazzurro" apenas "sobreviven" el arquero esloveno Samir Handanovic y el zaguero Andrea Ranocchia.
    Sólo el primero se anuncia como titular, mientras que del resto son muy pocos los que alguna vez lograron irse de Turín con los tres puntos: Icardi con Sampdoria, el español Borja Valero con Fiorentina y el holandés Stefan de Vrij con Lazio.
    Los 13 triunfos en 14 partidos que lleva Juventus en este campeonato permiten suponer que la de Inter será casi una misión imposible, aunque nadie le quita la ilusión a sus fanáticos de dar el gran batacazo de la fecha y del certamen.
    Las bajas de Andrea Barzagli, del alemán Sami Khedira y del brasileño Alex Sandro abren una ventana a la esperanza de Inter aunque no parecen preocupar demasido a Allegri, que cuenta con plantel como para elegir.
    En contrapartida, el técnico de Juventus parece haber encontrado en el gran rendimiento del mediocampista uruguayo Rodrigo Bentancur un aliado inesperado y una solución adicional en esa zona del campo de juego.
    Esta edición del "Clásico de Italia" resulta vital para Inter y para el resto de los que sueñan con disputarle la corona y ven como se escapa fecha tras fecha sin que ninguno, hasta ahora, haya podido interrumpir su marcha triunfal.
    Con ansias de ser uno de ellos está el belga Radja Nainggolan, que nunca ocultó su antipatía por Juventus, a la que jamás derrotó en Turín, aunque la lesión en el tobillo que lo marginó del empate contra su ex Roma podría impedírselo.
    El volante trabajó hoy en forma diferenciada con la esperanza de llegar al choque o, al menos, ser tenido en cuenta por Spalletti para ocupar un lugar en el banco de suplentes, aún cuando podría arriesgar su presencia frente al PSV Eindhoven.
    Inter recibirá al equipo holandés el martes en un partido de la última fecha de la fase de grupos de la Champions que resulta clave para sus aspiraciones de avanzar a octavos de final junto con el ya clasificado Barcelona.
    También el martes deberá ganar, pero para no depender de lo que suceda con Tottenham Hotspur, que lo venció por 1-0 en Londres, lo iguala en puntos (tiene la misma diferencia, pero más goles a favor) y visitará al Barcelona en la última fecha.
    Lo que suceda el viernes en Turín podría ser determinante, sobre todo anímicamente, para esa jornada de definiciones en una Champions en la que Juventus ya garantizó su presencia en octavos por anticipado.
    Quien parece tener pocas opciones de jugar desde el inicio ante la "Vecchia Signora" es el también argentino Lautaro Martínez, no por los insultos de su padre a Spalletti, sino porque hoy protagonizó un accidente de tránsito.
    Fue cuando embistió con su Porsche a una mujer de 37 años que viajaba en bicicleta y que debió ser hospitalizada, aunque no está en condiciones graves. El delantero argentino, en cambio, resultó ileso.
    Muchos condimentos en la previa del "Clásico de Italia", que pondrá en marcha un fin de semana para "alquilar balcones", como se decía antaño, pues el domingo chocarán los argentinos River Plate y Boca Jrs en Madrid por el título de la Libertadores.
    Será en el Santiago Bernabéu, la casa de un Real Madrid que observará atento el "Superclásico" argentino en una inédita definición de Copa Libertadores que se mudó a 10.039 kilómetros de distancia de su sede original por cuestiones de seguridad.
    Del vencedor de ese duelo, revancha del que sí jugaron en Buenos Aires sin incidentes (en la "Bombonera") y empataron en dos goles, podría surgir el rival del "merengue", tricampeón de la Champions, en una hipotética final del Mundial de Clubes.
    (ANSA).
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA

archivado en