Ni Putin se quiere perder la final

Putin con Macri, durante visita a Rusia del presidente argentino, en enero
Putin con Macri, durante visita a Rusia del presidente argentino, en enero (foto: ANSA)
15:28, 07 novBUENOS AIRESRedacción ANSA

    (ANSA) - BUENOS AIRES, 7 NOV - El Superclásico del fútbol argentino en una inédita final de Copa Libertadores acapara la atención mundial y hasta el presidente ruso, Vladimir Putin, anticiparía su viaje a Buenos Aires para presenciar la revancha.
    Así lo informó hoy la agencia rusa Tass, según la cual el mandatario llegaría al país unos días antes de la fecha de inicio de la cumbre del G20, el 30 de noviembre, para poder estar presente en el estadio Monumental.
    Boca Jrs será local este sábado en la "Bombonera" en la final de ida y una semana después se jugará la revancha en el estadio de River Plate que definirá al nuevo campeón de la Copa Libertadores.
    Una situación inédita en la historia del torneo continental que enfrentará en la definición a los dos equipos más populares de Argentina y cuya trascendencia se refleja en el pedido de más de mil acreditaciones por parte de periodistas de 25 países.
    Por cuestiones de seguridad ambas finales se jugarán sin público visitante al no prosperar un pedido expreso en ese sentido del presidente argentino, Mauricio Macri, que no encontró eco en ninguno de los dos clubes.
    Macri pareció hablar más desde su condición de fanático y ex presidente "xeneize" que desde su rol de mandatario, algo habitual en él y por lo que muchas veces suele ser cuestionado por propios y extraños.
    "Es más fácil gobernar que jugar al fútbol", llegó a confesar durante una entrevista con el canal ruso RT luego de una reunión con Putin en Moscú durante una gira que realizó por Europa a comienzos de este año.
    En aquella reunión y saltéandose el protocolo, como de costumbre, Macri también se permitió bromear usando como excusa al fútbol y el Mundial que Rusia albergó cinco meses después por primera vez en la historia.
    "Espero volver a este país con mi hija Antonia tres veces más y que lleguemos a la final. Dios y (Lionel) Messi dirán si podemos ganar el Mundial", auguraba por entonces Macri ante la mirada atónita de Putin.
    Su pronóstico estuvo lejos estuvo de cumplirse: Argentina se despidió en octavos de final frente a Francia, a la postre campeona del mundo, aunque los "pálpitos" errados del mandatario no se limitan, por desgracia, sólo al fútbol.
    En aquella ocasión, afirman testigos, Putin llegó a preguntarle a su traductor si Macri le estaba tomando el pelo, pero luego confirmaría públicamente que Argentina seguía siendo "uno de los socios más importantes en América Latina".
    La presencia de los principales jefes de Estado del planeta en la cumbre del G20 que se celebrará en Buenos Aires, a la que se oponen distintas organizaciones sociales, obligará a un impresionante operativo de seguridad en esta ciudad.
    Lo mismo sucederá, salvando las distancias, con el Superclásico argentino en la final de la Libertadores, más aún si Putin finalmente decide concurrir, como se afirma, a la revancha en el Monumental.
    "No hay ningún problema. Organizaremos un operativo especial de seguridad en línea con la visita de cualquier líder mundial", promete Martín Ocampo, secretario de seguridad de la Ciudad de Buenos Aires.
    "No creo que (Putin) sea el único presidente que querrá ver el partido. Sería maravilloso que otros lo hicieran", completó el funcionario en referencia a las finales de Copa Libertadores que se programaron en función de la cumbre del G20.
    A pesar de los deseos de Ocampo, la prensa local explicó que si finalmente Putin decide concurrir al Monumental (así como si lo hiciera cualquier otro mandatario), la seguridad pasaría a la órbita de la ministra de Seguridad nacional, Patricia Bullrich.
    Tanto Ocampo, como Bullrich, habían sido consultados por Macri sobre la posibilidad de levantar el veto al público visitante que rige en el fútbol argentino, sólo para estos dos Superclásicos, pero su deseo finalmente no prosperó.(ANSA).
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA

archivado en