Con dolor, chilenos lo verán por TV - Fútbol - ANSA Latina

Con dolor, chilenos lo verán por TV

Chile, uno de los grandes ausentes en el Mundial de Rusia (foto: Ansa)
15:13, 12 junSANTIAGO DE CHILERedacción ANSA

   Por Margarita Bastías

    (ANSA) - SANTIAGO DE CHILE, 12 JUN - A sólo horas del inicio del Mundial de Rusia, los chilenos intentan disimular o directamente ocultar el dolor de tener que ver la principal cita internacional del fútbol por televisión.
    Un os pocos aficionados prometen hacer fuerza por otros seleccionados sudamericanos como Brasil (verdugo de la "Roja" en las eliminatorias), Colombia, Perú o Uruguay, pero nunca, "por ningún motivo, por Argentina".
    La suerte de Chile quedó sellada el 11 de octubre con la derrota por 3-0 en San Pablo ante la "canarinha" de Tite, que ya tenía asegurado su pasaje a Rusia y fue la primera selección clasificada a esta Copa del Mundo.
    Chile llegó clasificado a esa última fecha eliminatoria, pero la derrota propia y el empate entre Colombia y Perú (que luego disputó un repechaje) lo relegó al sexto puesto y debió decirle adiós al sueño de jugar su tercer Mundial consecutivo.
    El peor revés para la denominada "generación dorada", que venía de conquistar por primera vez la Copa América (como anfitrión en 2015 al mando del argentino Jorge Sampaoli) y repitió un año después en Estados Unidos con Juan Antonio Pizzi.
    El hispano-argentino se alejó de la "Roja" tras ese fracaso, aunque él sí estará en el Mundial de Rusia, con Arabia Saudita, rival del combinado organizador el jueves en el partido inaugural del torneo.
    Una generación que cuenta con jugadores como Claudio Bravo, Gary Medel, Carlos Carmona, Gonzalo Jara, Marcelo Díaz, Jean Beausejour, Jorge Valdivia, Arturo Vidal, Charles Aránguiz, Eduardo Vargas y Alexis Sánchez.
    Nombres todos que serán los grandes ausentes en Rusia y que debutaron de la mano de otro argentino: Marcelo Bielsa, quien les cambió la mentalidad y los clasificó a Sudáfrica 2010, del que se despidió en octavos de final.
    Fue con derrota por 3-0 ante Brasil, que como anfitrión cuatro años más tarde volvió a ser verdugo en la misma instancia (esta vez por penales) de un Chile que al mando de Sampaoli había derrotado a la España campeona del mundo en Sudáfrica.
    La "Roja" se sacó la espina un año después al superar por penales en la final a la Argentina de Lionel Messi, alzando por primera vez la Copa América, que refrendó un año después en la edición del Centenario por la misma vía y ante el mismo rival.
    El año pasado, en la Copa Confederaciones en Rusia, rozó el milagro al llegar a la final y fue derrotada por la campeona mundial Alemania, que había derrotado por la mínima diferencia también, en la final de Brasil 2014, a la Argentina de Messi.
    Con ese antecedente, Chile era uno de los favoritos para obtener pasaje directo a la Copa el Mundo, pero fue dejando puntos por el camino y terminó quedándose afuera por diferencia de gol en la última fecha, a la que llegaba tercero.
    Los 'millennials' -aquellos que nacieron después de 1982- hoy afirman sentir que "da pena (tristeza) hablar del Mundial", según reconocen en diálogo con ANSA.
    "Cuando se escucha o se ven comerciales sobre el tema, es imposible no recordar que se perdió por tonteras", precisó Pablo del Valle, de 25 años y profesor de educación primaria. "Yo lo voy a ver igual, pero me da mucha lata (tristeza, rabia) que no estemos", confiesa Bárbara Muñoz, estudiante de ingeniería de 24 años y fanática del fútbol.
    Consultada sobre a qué equipo alentará, sorprendió al afirmar ser fanática de Argentina y de Alemania, pero reconoció que el chileno común "por ningún motivo va por Argentina". Del Valle acotó que "un Mundial sin Chile no es lo mismo", pues "nuestra generación se acostumbró a estar", en lo que coincidió la joven estudiante, de familia con pasión futbolera, cuya madre le dice que para ella no es tanta desilusión. Los nacidos en los años '60, crecieron con el recuerdo de aquel histórico tercer puesto en el Mundial que Chile albergó en 1962 y consagró campeón a Brasil.
    Cuatro años después en Inglaterra, Chile no pasó de la primera ronda, lo que se repetiría en Alemania 74. Tanto en México 70 como en Argentina 78, la "Roja" no se clasificó.
    El retorno se produjo en España 82 de la mano del DT chileno Luis Santibáñez, pero tampoco pasó la primera ronda. El golero Carlos Caszely perdió un decisivo penal en su debut frente a Austria, fatalidad que perseguiría por décadas al "Chino".
    Para México 86, tampoco se clasificó y en las eliminatorias de Italia 90 protagonizó el "Maracanazo", cuando a estadio lleno frente a Brasil, el portero Roberto Rojas fingió haber sido herido por una bengala retirándose el equipo del campo de juego.
    La FIFA lo sancionó duramente -suspensión de por vida del arquero y el DT- castigos para sus dirigentes y adiós al Mundial de Estados Unidos 94.
    El retorno se produjo en Francia 98 y fue celebrado como triunfo, más aún cuando al mando del uruguayo nacionalizado chileno Nelson Acosta se clasificó a octavos de final. Era la nueva generación de jugadores que encabezaba la dupla goleadora compuesta por los internacionales Iván Zamorano y Marcelo Salas (Za-Sa).
    Los ocho años siguientes, Chile no logró clasificarse ni para Corea-Japón 2002, ni para Alemania 2006. La dirigencia buscó entonces un entrenador que comandara el recambio generacional: En agosto de 2007, asumió Bielsa, quien en tres años y medio le cambió la mentalidad a los futbolistas chilenos.
    Un cambio que marcó el nacimiento de la denominada "generación dorada" que, pese a todo, también deberá conformarse con ver el Mundial de Rusia por TV. (ANSA).
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA

archivado en