Juventus y un clásico, ganar

Juventus semifinalista en Copa Italia (foto: ANSA)
18:51, 03 eneTURINRedacción ANSA

    (ANSA) - TURIN, 3 ENE - Juventus refrendó su paternidad sobre Torino, lo venció por 2-0 en el "Derby della Mole" y atrapó el único pasaje que quedaba disponible a las semifinales de la Copa Italia, que conquistó en las últimas tres ediciones.
    El equipo de Massimiliano Allegri fue más que su clásico rival, diezmado por las lesiones que incluyeron a su goleador Andrea Belotti, y pese a que también presentó una formación alternativa, el resultado terminó siendo el mismo: triunfo.
    Apenas 15 minutos duró la resistencia del Torino del serbio Sinisa Mihajlovic, lo que tardó Douglas Costa en capitalizar una serie de rebotes en el área rival para decretar de zurda el 1-0 parcial.
    Ventaja que hacía presagiar una goleada que no fue y que el "granate" puso en riesgo apenas dos minutos después tras un contragolpe iniciado en un saque de meta del hispano-serbio Vanja Milinkovi?-Savic.
    El balón le cayó al franco-senegalés M'Baye Babacar Niang, quien de zurda también sacudió la base del poste del arco defendido por el Wojciech Szczesny, reemplazante del legendario Gianliugi Buffon hace algunos partidos por lesión.
    Pero fue apenas un espejismo, pues Juventus, comandado por el argentino Paulo Dybala, que venía de marcar dos goles en el triunfo frente a Hellas Verona por el campeonato, siempre fue el que llevó peligro y manejó el trámite del partido.
    Torino, con un pasado de gloria en el "Calcio" que no logra conjugar con su actualidad, respondió a esa supremacía del rival con garra y también con alguna pierna fuerte en un derby que se jugó con dientes bien apretados.
    Dybala fue la "víctima preferencial" de ese ímpetu "granate" y ni siquiera su compatriota Nicolás Burdisso se apiadó de él cuando intentó poner el freno y hacer la gambeta o la pausa en busca de espacios para lastimar.
    De sus pies nacieron las jugadas de mayor peligro, contabilizándose al menos tres en el primer capítulo frente a aquella única de Niang, quien quedó demasiado aislado adelante como para intentar algo más.
    Juventus, tardó 24 minutos en el complemento para aumentar su ventaja y lo hizo por intermedio del croata Mario Mandzukic, a quien Allegri dispuso hoy como titular y reemplazó a los 78' con el argentino Gonzalo Higuaín.
    Mandzukic estableció el 2-0 tras un pase de Dybala que se desvió en un defensor rival y sometió a Milinkovic Savic esta vez de derecha, aunque el tanto fue convalidado por el árbitro Daniele Doveri sólo después de recurrir al VAR.
    Las dudas pasaban por una supuesta falta del alemán Sami Khedira sobre el ghanés Afriyie Acquah en el inicio de la jugada, que Doveri no consideró como tal generando la ira de Mihajlovic, quien protestó y se fue expulsado.
    El serbio resumió los ánimos de un Torino que se sabía superado y que realizó los tres cambios permitidos en forma simultánea a los 81', cuando saltó al ruedo el argentino Lucas Boyé, para reemplazar a Daniele Baselli.
    Los dos restantes parecieron apuntar a limitar el daño y llegaron también cuando Juventus ya había agotado los tres disponibles en un partido que padeció en cancha el venezolano Tomás Rincón, titular en Torino.
    Juventus, con Dybala cerca de convertir su gol a los 75' tras una gran jugada de Douglas Costa, fue más y lo reflejó en el marcador ante un rival que venía de eliminar a Roma y había accedido a cuartos de final por primera vez en nueve años.
    Mucho más tiempo pasó aún desde que alzó la Copa Italia por última vez en 1993, tras haberlo hecho también en 1936, 1943, 1968 y 1971 en el torneo que tiene a Juventus como el equipo más laureado de la historia con 12 coronas.
    Las últimas tres llegaron en forma sucesiva (así como los últimos seis "scudettos"), recuperando un cetro que hasta entonces le pertenecía al Napoli, eliminado en la víspera por Atalanta, próximo rival de Juventus en el certamen.
    El equipo bergamasco comandado por Gian Piero Gasperini desde el banco y por el argentino Alejandro "Papu" Gómez en cancha será el próximo escollo de Juventus en Copa Italia, donde Atalanta se consagró por única vez en 1963.
    En semifinales, los clasificados se definirán en partidos de ida y vuelta (hasta ahora eran por eliminación directa en único duelo) y se jugarán el 31 de enero y el 26 de febrero, misma fecha y hora en la que se enfrentarán Lazio y Milan.
    Los ganadores de ambas llaves chocarán por el título el 9 de mayo en la gran final.
    Juventus espera ser uno de los animadores en la definición, mientras sigue en carrera en Champions League y acecha a sólo un punto en el campeonato al líder Napoli, que ahora deberá concentrarse en defender su corona de "Campeón de Invierno".
    (ANSA).
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA

archivado en