Investiga racismo en Mundial Sub-17

Rhian Brewster, el jugador del LIverpool que denunció públicamente el caso de racismo en el Mundial Sub-17
Rhian Brewster, el jugador del LIverpool que denunció públicamente el caso de racismo en el Mundial Sub-17 (foto: Ansa)
16:35, 03 eneZURICHRedacción ANSA

    (ANSA) - ZURICH, 3 ENE - La FIFA abrió una investigación tras la denuncia realizada por el futbolista inglés Rhian Brewster sobre un hecho de racismo del que fue víctima un compañero de equipo en la final del Mundial Sub-17 frente a España.
    Según le contó Brewster al diario británico "The Guardian", su colega y compañero Morgan Gibbs-White fue insultado por un rival ibérico en la definición del torneo que consagró campeón a Inglaterra en India.
    Brewster, autor del primero de los goles con que su selección derrotó a España por 5-2 en la final del certamen, habló hace una semana con ese medio y la FIFA finalmente parece haber tomado nota de la denuncia efectuada.
    Lamentablemente, lo sucedido en esa Copa del Mundo Sub-17 no resultó ser un hecho aislado, pues el propio Brewster afirmó que él mismo fue víctima de insultos racistas y también testigo de al menos siete casos.
    Para completarla, el juvenil delantero del Liverpool dijo que cinco de ellos ocurrieron sólo en los últimos siete meses y confesó que cuando le tocó a él ser víctima de esos insultos, "lo único que deseaba es que me dejasen solo".
    El hecho que hoy investiga la FIFA ocurrió en Kolkata (ex Calcuta) en octubre y, según un vocero de la entidad, "se están recabando y analizando pruebas" tras la queja presentada también por la Asociación de Fútbol inglesa (FA).
    En la entrevista con "The Guardian", Brewster dijo que su compañero Gibbs-White fue llamado "mono" por un jugador español en medio de una discusión.
    "Cuando escuché el insulto, le pregunté: ¿Morgan, oíste eso?' y él me respondió: "sí, sí, pensé que había sido el único", relató Brewster, quien también discutió con un rival español que estaba muy molesto por la categórica derrota.
    "Se quejaba porque sentía que les estábamos faltando el respeto y yo le pregunté: ¿Cómo puedes pedirnos respeto cuando uno de tus compañeros lanzó un insulto racista?, completó Brewster.
    La FA no se tomó a la ligera lo sucedido, elevó una denuncia y aportó pruebas un mes después que son parte de la evidencia que ahora evalúa la FIFA antes de adoptar una decisión al respecto.
    La misma entidad había presentado también una queja ante la UEFA por un hecho similar en un partido con Ucrania que Inglaterra disputó en mayo por la Eurocopa, también en la categoría Sub-17.
    Como dicen los mayores, a los niños hay que educarlos de chiquitos. Más aún si llegan a los 17 años con semejantes prejuicios. (ANSA).
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA

archivado en