Ahora, no privatiza

La obligatoriedad de la vacuna es una pulseada política

Jair Bolsonaro, presidente de Brasil
Jair Bolsonaro, presidente de Brasil (foto: ANSA)
19:01, 29 octBRASILIARedacción ANSA

(ANSA) - BRASILIA, 29 OTT - El ministro de Economía de Brasil, Paulo Guedes, afirmó hoy que privatizar la salud pública sería una medida "insana", al tiempo que rechazó la obligatoriedad de la vacunación contra el Covid-19 comolo viene haciendo elpresidente Jair Bolsonaro.
    Justamente, Bolsonaro y Guedes firmaron el martes un decreto que abría paso a la privatización del Sistema Unico de Salud (SUS), normativa que fue derogada ayer ante las críticas de la opinión pública y la oposición.
    "Fue una sorpresa saber que que el presidente suspendió el decreto" que estuvo en vigor durante menos de 24 horas, declaró hoy Guedes al hablar ante parlamentarios.
    El ministro agregó que es "un contrasentido hablar de privatización, el objetivo del decreto no era privatizar o atacar al SUS" porque "sería tan loco como para acabar con el acceso universal al SUS (...) jamás se analizó privatizar, sería una insanidad".
    El SUS está diseminado en todo el país con decenas de miles de Unidades Basicas de Salus y Unidades de Pronta Atención, que dan cobertura a tres de cada cuatro brasileños.
    Se trata de un universo que tiende a crecer debido a la pandemia del coronavirus, que infectó a 5,4 millones de pacientes, y la crisis económica que obligó a millones de personas a dejar de pagar planes de atención médica privada y emigrar al SUS.
    En medios políticos y periodísticos repercutió la celeridad con que el presidente decidió volver sobre sus pasos y anular el decreto en el que se iniciaban los "estudios" para entregar a manos privadas las Unidades Básicas de Salud y otros servicios.
    El propio Bolsonaro reconoció en la noche del miércoles que de buenas a primeras su imagen fue afectada tras firmar el decreto.
    "Lamentablemente la gente de izquierda critica, la prensa critica y yo me estaba convirtiendo en un monstruo, entonces revoqué el decreto, no hay problema, yo tengo un buen médico pero el pueblo también tiene que tenerlo", comentó Bolsonaro Sin embargo, el gobernante de extrema derecha dejó abierta la posibilidad para que la iniciativa sea retomada en el futuro cuando la opinión pública comprenda su propuesta.
    "Cuando la gente entienda lo que yo quiero hacer tal vez reedite el decreto", confesó el jefe de Estado.
    Bolsonaro está en el auge de su popularidada, una encuesta publicada esta semana indicó que tiene el 52 % de aprobación, y otros sondeos recientes también mostraron que ha crecido su imagen positiva.
    Uno de los flancos mejor trabajados por Bolsonaro es el contacto directo con el público a través de las redes sociales.
    El diario O Globo publicó que entre martes y miércoles las redes sociales le dieron la espalda al mandatario, puesto que hubo un 98 % de menciones negativas a la privatización.
    Según analistas otro elemento que contribuyó al rechazo de la propuesta presidencial fue que ésta fue publicada en el Diario Oficial de la Unión en la noche del martes, luego del incendio ocurrido en el hospital Bonsucesso de Rio de Janeiro.
    Este jueves se informó que el número de fallecimientos en ese incendio pasó de tres a cuatro, y tres de esas víctimas tuvieron coronavirus. Por otra parte, hoy el ministro Guedes declaró ser contrario a la vacunación obligatoria contra el coronavirus, adhiriendo a la posición del mandatario.
    El miércoles a la noche Bolsonaro volvió a criticar la inmunización obligatoria y calificó como un "lunático" al gobernador del estado de San Pablo, Joao Doria, que es un defensor de la inmunización compulsiva. (ANSA).
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA

archivado en