Los militares, el Amazonas y el Sínodo del Papa

Se posicionan contra Sínodo Amazonia convocado por el Papa

Una impactante vista aérea del Amazonas, en Brasil
Una impactante vista aérea del Amazonas, en Brasil (foto: Ansa)
18:36, 12 febBRASILIARedacción ANSA

   (ANSA) - BRASILIA, 12 FEB - Al igual que el presidente Jair Bolsonaro, las Fuerzas Armadas brasileñas consideran que hay varias amenazas a la soberanía en Amazonas por lo que impulsan grandes obras de infraestructura y atacan el Sínodo del papa Francisco sobre la cuestión.
    Los militares consideran que el Amazonas está en la mira de intereses internacionales impulsores, a las que llaman "presiones globales", que propugnan una suerte de soberanía compartida.
    El diario Estado de San Pablo publicó este martes que los militares decidieron plantar cara a las ONG y otros grupos de interés que defienden la preservación de la más grande floresta tropical.
    Según esa perspectiva que es común a Bolsonaro y las Fuerzas Armadas hay un plan de agencias internacionales para crear un "corredor" de preservación de cerca de 1 millón de km2 que se extiende de la Cordillera de los Andes al Atlántico, atravesando varios países, pero el más afectado sería Brasil.
    Para repeler ese proyecto el gobierno planea la construcción de un puente sobre el río Amazonas, en la ciudad de Obidos.
    Junto a esa obra está en carpeta la ampliación de la carretera Transamazónica, la BR-163, y una central hidroeléctrica en Oriximiná para mitigar los frecuentes apagones en Manaus que es la capital más importante de la región amazónica brasileña con cerca de 4 millones de km2.
    Otro estado donde son recurrentes los apagones es Roraima, en la frontera con Venezuela, de donde llega casi el 50% de la energía eléctrica.
    Esa dependencia de la electricidad venezolana torna relativamente vulnerable a Brasil frente a un país con cuyo gobierno hay relaciones tirantes.
    El presidente, y capitán retirado, Bolsonaro, determinó que este miércoles viaje a la Amazonia una delegación de ministros encabezada por el secretario general de la Presidencia, Gustavo Bebbiano.
    Para el flamante gobierno, que aún no cumplió dos meses de gestión, los vacíos de presencia del Estado en una región tan extensa se agravan por la presencia de la Iglesia católica a la que le atribuyen la defensa de posiciones de izquierdas.
    El papa Francisco convocó para el mes de octubre la realización del Sínodo del Amazonas, que se celebrará en el Vaticano luego de un año de debates y elaboración de documentos.
    En uno de los papeles preparatorios de ese encuentro de la Iglesia se escribió que el Amazonas ha sido "despedazada por los efectos nocivos del neoextractivismo" además de poner en cuestión las violaciones a los derechos de los pueblos originarios.
    Este martes el general Augusto Heleno declaró que el " Sínodo quiere hablar de las tierras indígenas, de la explotación, quiere hablar de la distribución de la tierra (...) esos son asuntos de Brasil".
    "Brasil no formula comentarios sobre el Sahara o Alaska, cada país cuida de su soberanía", añadió el general retirado y ministro del Gabinete de Seguridad Institucional. "Estoy preocupado con que el Sínodo entre en asuntos que son caros a la soberanía brasileña", dijo el militar en San Pablo donde el presidente Bolsonaro continúa internado en el Hospital Israelita Albert Einstein tras una cirugía.
    Bolsonaro quiere que sus diplomáticos tomen contacto con sus pares italianos para intentar "interceder" ante el Vaticano a fin de que en el encuentro de octubre no haya críticas duras contra su gobierno.
    El presidente, que amenazó salir del Acuerdo de París, sobre calentamiento global ya ha sido criticado por entidades ambientalistas y hasta por su colega francés Emannuele Macron.
    Por otra parte, el general Augusto Heleno dijo en una entrevista publicada el domingo las ONG y la Iglesia tienen una presencia excesiva en el Amazonas.
    El tema tuvo repercusión y generó especulaciones sobre el supuesto espionaje ordenado por el gobierno contra las organizaciones no gubernamentales ambientalistas y los obispos vinculados al Síndono.
    Ante ello el general Heleno divulgó una nota el lunes en la que descartó que se haya ordenado espiar a los jerarcas de la Iglesia católica. (ANSA).
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA

archivado en