Entre el quirófano y la corrupción

Presidente sufre de "obstrucción en una arteria", informó Globo

Demasiados frentes abiertos para el presidente Michel Temer.
Demasiados frentes abiertos para el presidente Michel Temer. (foto: ANSA)
20:20, 11 octBRASILIARedacción ANSA

   (ANSA) - BRASILIA, 11 OCT - El presidente brasileño, Michel Temer, mantuvo su agenda de reuniones para enfrentar una denuncia de la Procuraduría, y pospuso una posible intervención quirúrgica, según informó hoy la prensa local.
    El gobierno no confirmó la supuesta dolencia del mandatario.
    El diario Folha de San Pablo tituló este miércoles en su edición electrónica que "Temer tiene una obstrucción parcial en la arteria coronaria".
    Los médicos de Temer, de 77 años, le detectaron el problema durante un examen por "imágenes", señaló el matutino.
    La primera noticia sobre el caso fue divulgada por la TV Globo en la noche del martes, y luego repercutida por el portal G1, del mismo grupo periodístico.
    El mandatario presentó una "obstrucción parcial de una arteria coronaria y tendrá que ser sometido a un cateterismo en los próximos días", publicó hoy el sitio G1.
    En cambio Folha consignó que el cuadro del Presidente no lo obliga a realizar una terapia invasiva en el corto plazo.
    El gobernante tendrá que realizar un "tratamiento con medicamentos y dieta (...), que podría evitarle un cateterismo", reportó el diario de San Pablo. Entre tanto, desde el Palacio del Planalto, sede del gobierno en Brasilia, no se confirmó la noticia.
    "No hay previsión de cirugía ni cateterismo" a Michel Temer, dijo una fuente del Planalto al diario O Globo.
    Por otra parte, el Planalto señaló, al ser requerido por la TV Globo, que "no fue constatado ni reportado ningún problema" de salud al mandatario y sugirió que los periodistas consulten a su médico.
    El médico de Temer, Kalil Filho, del hospital Sirio Libanés de San Pablo, no quiso manifestarse sobre el estado de salud de su paciente, consignó la TV Globo. En medio de tantas versiones, el gobierno, por lo pronto, no divulgó ninguna nota oficial sobre esta historia que fue motivo de especulaciones en los corrillos políticos de Brasilia.
    De acuerdo con la TV Globo el jefe de Estado llegó a evaluar la posibilidad de someterse a un cateterismo el viernes pasado, pero resolvió posponerlo ante la necesidad de estar a frente de las negociaciones debido a la crisis política causada por una denuncia.
    La Procuraduría General de la República lo acusó de estar al frente de una "organización delictiva" que cobró ilegalmente unos 175 millones de dólares por maniobras dolosas en el Congreso y amañar contratos en la petrolera estatal Petrobras y el el banco público Caixa Económica.
    Temer encabezó personalmente las negociaciones con decenas de parlamentarios para persuadirlos de que no den lugar a esa acusación que ayer fue tratada en la Comisión de Constitución y Justicia de Diputados.
    Si la Cámara baja da su aprobación a la denuncia, ésta será recibida por el Supremo Tribunal Federal y se abrirá un juicio contra Temer, que será obligado a licenciarse del cargo.
    Los cabildeos del presidente con los legisladores tuvieron un primer resultado positivo para el gobierno ayer cuando el diputado instructor del caso,Bonifacio de Andrada se pronunció por el rechazo de la denuncia.
    Esta victoria de Temer fue una señal de que el titular del Planalto mantiene su influencia en el Congreso.
    Sin embargo la tensión política se prolongará por lo menos durante do semanas más cuando la denuncia de la Procuraduría llegue al Plenario, donde la suerte de Temer será votada por 513 congresistas. (ANSA).
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA

archivado en